Justicia británica mantiene orden de captura internacional contra Julian Assange

Este martes se rechazó la apelación del fundador de Wikileaks que pedía su libertad.

AFP

Emma Arbuthnot rechazó los argumentos de la defensa de Assange, según la cual ya no era de "interés público" mantener en vigor la orden, vigente desde que Assange se refugió en la embajada ecuatoriana en 2012.

Assange, quien recibió la nacionalidad ecuatoriana en diciembre, teme que si es detenido termine siendo extraditado y juzgado en Estados Unidos por la divulgación en 2010 de los archivos WikiLeaks, que contenían miles de secretos militares y documentos diplomáticos estadounidenses.

En Twitter, Assange destacó que teóricamente él "ya purgó más de tres veces la pena máxima" por evadir la justicia. 

También se refirió a un artículo en The Guardian del lunes que alegaba, citando correos electrónicos de la fiscalía británica, que había disuadido a Suecia de desestimar la acusación.

Assange ha hecho una pocas apariciones públicas en el balcón de la embajada donde vive desde junio de 2012 en un apartamento estrecho con un gato como única compañía.

Al final de la audiencia de la semana pasada, Ecuador aseguró que continuaría protegiendo a Julian Assange, "mientras su vida corra peligro".

También dijo que continuaría buscando con el Reino Unido una"solución que fuera satisfactoria para ambos países y respetuosa de los derechos humanos".

Pero la situación de Assange se ha convertido "en una piedra en el zapato" de Ecuador, según admitió su presidente Lenín Moreno, que heredó el problema de su antecesor y ahora enemigo Rafael Correa, y que ha hecho gestiones buscando una solución.

En varias ocasiones, el gobierno de Quito le ha reprochado a su huésped que se involucrara en los asuntos de terceros países, como las elecciones estadounidenses de 2016 o en la reciente crisis política enCataluña, donde se posicionó a favor de los independentistas.

últimas noticias

¿Qué está pasando con los jueces de Perú?

¿Hijos o mascotas?