Kim Jong-Un supervisó bomba H para misil norcoreano

Según la agencia oficial norcoreana KCNA, Pyongyang desarrolló con éxito una bomba de hidrógeno destinada al nuevo misil balístico intercontinental (ICBM).

EFE

El líder de Corea del Norte Kim Jong-Un supervisó una bomba de hidrógeno destinada al nuevo misil balístico intercontinental (ICBM), indicó este domingo la agencia oficial norcoreana KCNA. (Leer Corea del Norte lanzó misil balístico que sobrevoló Japón).

Siguen abiertas las interrogantes acerca de si Pyongyang ha logrado miniaturizar su armamento y si posee una bomba H que funciona, pero según Kim citado por KCNA "todos los componentes de la bomba H fueron fabricados al 100%" por Corea del Norte.  

La agencia oficial KCNA aseguró que el país ha logrado desarrollar con éxito un explosivo nuclear de este tipo que fue cargado en uno de sus nuevos proyectiles ICBM, en una prueba que fue supervisada por el propio líder norcoreano Kim Jong-un. (Leer también Todo Estados Unidos está al alcance de los misiles de Corea del Norte: Kim Jong-Un).

El mismo medio distribuyó una fotografía de Kim junto a la supuesta bomba H acompañado de científicos nucleares y altos oficiales del Departamento de Industria de Municiones del Partido Central de los Trabajadores, aunque como es habitual no dio detalles del lugar ni la fecha del acto.

El líder norcoreano "expresó su gran orgullo por apuntalar las fuerzas nucleares" y por comprobar cómo el régimen Juché (la ideología oficial norcoreana de autosuficiencia) "logra desarrollar un arma explosiva termonuclear con sus propios esfuerzos y tecnología", según la KCNA.

Los científicos norcoreanos "mejoraron el rendimiento técnico" del explosivo por encima del nivel de la primera bomba H probada por el país asiático, añadió el mismo medio.

En enero del año pasado, Corea del Norte detonó en el interior de sus galerías subterráneas lo que aseguró que era una bomba de hidrógeno, aunque análisis posteriores apuntaron a que se trataba de un artefacto menos potente que una bomba H.

Asimismo, a principios del pasado mes de julio el hermético régimen realizó dos ensayos con misiles balísticos intercontinentales, a lo que siguieron otras pruebas con proyectiles de menor alcance, el último de ellos el pasado martes, que sobrevoló territorio japonés.