La cuenta de Instagram que denuncia el acoso callejero en Nueva York

Una estudiante de la Universidad de Nueva York creó un perfil en esta red social solo para mostrar lo que las mujeres de esta ciudad tienen que oír día a día mientras caminan.

En algunos países se han promulgado leyes para sancionar el acoso callejero. En Colombia la discusión aún no se ha dado. Foto: Tomada de Facebook

"Hola, hermosa" es una frase simple, parece un cumplido. Pero si quien la expresa es un hombre completamente extraño, ya no suena tan inocente. Y si el hombre se la dice a una chica en una calle solitaria a las 2 de la mañana, el instinto de supervivencia de la chica prenderá todas las alarmas. Esas fueron las primeras palabras que Sophie Sandberg, una estudiante de la Universidad de Nueva York, plasmó sobre las calles de su ciudad para evidenciar un problema que a diario enfrentan las mujeres allí.

Sanberg creó una cuenta en Instagram, llamada @catcallsofnyc (catcall es la palabra en inglés para referirse a los comentarios inapropiados que lanzan a las mujeres en las calles),  en la que toma fotos de las palabras soeces que escuchan las mujeres en Nueva York. Lo hace con tizas de colores, y casi siempre, procura que el mensaje quede escrito en el lugar donde la mujer fue agredida verbalmente. Su fuente son las propias acosadas. Y no todas las frases son tan "inofensivas" como "Hola, hermosa". 

"Oye, chica, háblame, no seas irrespetuosa".  

"Tú, perra, ignorándome como si fueras un robot"  

 

 

If we were actually robots, catcalling wouldn't make us so angry. #stopstreetharassment

A post shared by @catcallsofnyc on

 

 

Lo que muestran las imágenes de esta cuenta de Instagram es que, a veces, los mensajes pueden ser realmente asustadores para cualquier mujer que vaya sola por la calle. 

"Tíratela sin condón, hermano".  

O absolutamente grotescos, como este: "Déjame meterte los dedos en esa vagina".  

El acoso callejero es un problema mundial. Estos mensajes grabados en Nueva York son solo un ejemplo de una práctica cultural que durante décadas ha estado normalizada pero que ahora las mujeres, y los hombres que van también adquiriendo consciencia, buscan abolir.

(Vea: Video sobre acoso callejero ha sido visto por más de 7 millones de personas)