La historia de dos espías rusos en Colombia, ¿qué hacían en barrios populares de Bogotá?

Noticias destacadas de El Mundo

Información de prensa señala que el pasado 8 de diciembre, dos espías de nacionalidad rusa fueron expulsados del país, acusados de reunir información sobre la infraestructura clave nacional. Esto es lo que se sabe.

De acuerdo con reportes de prensa, Aleksandr Nikolayevich Belousov y Aleksandr Paristov eran espías de Rusia que actuaban desde hace dos años en Colombia, amparados por la embajada de ese país en Bogotá.

Según BLU Radio estos dos hombres hacían parte del personal diplomático ruso acreditado en Colombia y fueron expulsados del país el pasado 8 de diciembre. “La Cancillería Colombia le pidió a Rusia que estos dos hombres debían salir del país y así fue”, aseguró Ricardo Ospina, director del servicio informativo de BLU Radio.

>>>Lea: Anuncian ley seca para Bogotá esta navidad

En la misma emisora, el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, dijo no se referirá a especificaciones sobre el tema, pero señaló que no podrán reingresar al país.

Ver más: El embajador ruso en Colombia habla de la vacuna contra el coronavirus

“En efecto, el pasado 8 de diciembre abandonaron territorio nacional dos ciudadanos extranjeros, de nacionalidad rusa, que servían a la embajada de ese país en nuestro territorio. Las razones que motivaron este abandono son ajenas a Migración Colombia y competen a razones de estado que prefiero no referirme. Sin embargo, confirmamos que, en efecto, estos dos funcionarios abandonaron territorio ese día”, dijo a BLU Radio.

Un informe de la Revista Semana entrega más detalles. Según cuentan, la investigación sobre el papel de espionaje que Aleksandr Nikolayevich Belousov y Aleksandr Paristov hacían en Colombia comenzó hace dos años por parte de la Dirección Nacional de Inteligencia, adscrita a Presidencia de la República.

“La operación de contraespionaje ruso conocida como Enigma comenzó hace dos años”, señala Semana, luego de que las autoridades de migración detectaron la llegada masiva de técnicos rusos a Colombia. “Técnicos expertos en helicópteros MI, que hacen parte de la flota aérea la fuerza pública colombiana. Adicionalmente, la Cancillería se inquietó por el tamaño de la embajada rusa en Colombia, ya que cuenta con por lo menos 44 funcionarios, cantidad similar a la que tiene dicha embajada en el Reino Unido”, agrega la publicación.

Ver más: EE. UU. sospecha que Rusia está detrás de pirateo informático reciente

Aleksandr Nikolayevich Belousov es integrante del Servicio de Inteligencia Militar de Rusia (GRU) y Aleksandr Paristov forma parte del Servicio de Inteligencia Extranjera de Rusia, conocido como SVR.

Estas dos personas visitaban barrios populares de Bogotá y recibían información a cambio de fuertes sumas de dinero. Belousov se desempeñaba como tercer secretario de la embajada llegó a Colombia en 2017 y Paristov lo hizo en 2019, también era tercer secretario, de acuerdo con Semana.

El trabajo de estos espías rusos, según la prensa colombiana, era sacar información clave para los intereses venezolanos sobre la red eléctrica, la infraestructura petrolera y las centrales hidroeléctricas del país.

¿Qué dice el Gobierno colombiano?

La Canciller Claudia Blum informó que el Gobierno Nacional tomó la decisión de solicitar el retiro de dos funcionarios diplomáticos rusos acreditados en Colombia, tras la verificación de que estaban desarrollando en el país actividades incompatibles con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

“Para el efecto, se ha seguido el procedimiento establecido en el Artículo 9 de dicho instrumento internacional, acción que ha sido respondida recíprocamente por el gobierno de la Federación Rusa, al disponer a su vez el retiro de dos funcionarios diplomáticos colombianos acreditados en Moscú”, dijo la Ministra en un comunicado.

Pese a estas circunstancias, el propósito de Colombia es mantener el buen nivel que tradicionalmente han marcado las relaciones diplomáticas, comerciales y de cooperación con la Federación Rusa.

También el presidente se refirió a los hechos, reiterando que las relaciones están basada en acuerdos y, por lo tanto, “nosotros hemos obrado consecuentemente a estos y se han dado los procedimientos”.

En ese sentido, insistió que “este país es amistoso, pero nos guiamos por protocolos y cualquiera que esté por fuera de ley tendrá que salir del país y no podrá estar en representación diplomática”. Para el primer mandatario, en estos casos se debe de actuar rápido, pues “de cara a procesos electorales los gobiernos debemos ser contundentes en no permitir inferencia o manipulación que trate de minar intención del ciudadano para elegir a sus gobernantes”.

Comparte en redes: