Noam Chomsky denuncia aislamiento de Lula y "golpe de Estado blando" en Brasil

El intelectual estadounidense Noam Chomsky denunció hoy que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva es un preso político para que prospere un golpe de Estado en Brasil.

Archivo EFE

En una columna publicada hoy, por el medio digital The Intercept, Chomsky analiza la situación política de Brasil y concluye que Lula da Silva, es "uno de los presos políticos más significativos del período actual que es mantenido en aislamiento para que el golpe de Estado blando", que supuestamente ocurre en el país, "pueda seguir su curso".

Eso, prosigue, "probablemente tendrá consecuencias graves para la sociedad brasileña y buena parte del mundo, teniendo en cuenta el potencial rol de Brasil", ante lo que apostilla: "Seguirá su curso si se tolera lo que está pasando".

El filósofo y activista visitó con su esposa al expresidente brasileño (2003-2010) en la sede de la Policía Federal en Curitiba, donde cumple una condena de 12 años por corrupción pasiva y lavado de dinero.

(Ver más: Lea también: El plan B de Brasil se parece mucho a Donald Trump)

Chomsky consideró que el supuesto crimen del que se acusa a Lula da Silva, es decir, recibir un apartamento a modo de soborno, es "casi indetectable para los estándares brasileños", e instó a buscar las razones por las que se le ha dictado una "sentencia totalmente desproporcionada".

Ante la negativa de un juez, el día siguiente de su visita a la prisión, a permitir que un medio nacional entrevistara al expolítico, Chomsky criticó que los criminales violentos son entrevistados por rutina en prisión y sostuvo que las estructuras de poder quieren evitar que la sociedad sepa nada de Lula.

Con el expresidente alejado de los comicios que se celebran este domingo, Chomsky consideró que hay buenas posibilidades de que el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, líder en las sondeos de intención de voto, logre la victoria y desarrolle las "políticas regresivas" del presidente Michel Temer.

(Le puede interesar: Así es Bolsonaro, el Donald Trump tropical)

En ese sentido, mantuvo que Temer reemplazó a Dilma Roussef (2011-2016) después de una destitución "grotesca" en "una etapa temprana del golpe de Estado blando que ahora tiene lugar en el país más importante de América latina".

Asimismo, el lingüista estadounidense denuncia una campaña política que se está "aprovechando de la corrupción en la que participó el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula" y afirma que, si bien la corrupción es real y seria, la "demonización" del PT es "puro cinismo, considerando las travesuras de los acusadores".

"Los cargos contra Lula, incluso si uno los pudiera acreditar, no pueden posiblemente tomarse en serio como base en el castigo que se ha administrado para apartarlo del sistema político. Todo esto lo clasifica como uno de los presos políticos más significativos del período actual", destaca en su artículo.

815890

2018-10-03T13:10:04-05:00

article

2018-10-03T20:28:00-05:00

alagos_86

none

-Redacción Internacional con información de EFE

El Mundo

Noam Chomsky denuncia aislamiento de Lula y "golpe de Estado blando" en Brasil

78

3415

3493