¿Por qué había una cámara escondida en el despacho presidencial de Ecuador?

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, está en la mira, luego de que su sucesor, Lenin Moreno, hiciera la denuncia. Peritos analizan el aparato encontrado.

Lenin Moreno, presidente de Ecuador, saluda a varios de sus seguidores. EFE

El enfrentamiento entre los examigos y aliados, Rafael Correa y Lenin Moreno, está escalando en Ecuador. El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, acusó a su antecesor y ahora enemigo político, el expresidente ecuatoriano Correa, de espiarlo a través de una cámara oculta instalada por el exmandatario hace siete u ocho años” en el despacho presidencial.

Moreno, que detalló que la cámara fue hallada cuando "el Servicio de Protección Presidencial se acercó y sintió algo caliente en la pared", reprochó al también socialista Correa, que gobernó el país entre 2007 y 2017, de no informarle de la existencia de la cámara ni de que "él la monitoreaba desde su teléfono celular".

"El día de ayer estaba funcionando y no sabemos cuántas veces ha estado funcionando (...). Estoy extremadamente molesto y voy a iniciar inmediatamente una investigación, una investigación bastante fuerte acerca del asunto", señaló visiblemente crispado el presidente, Lenin Moreno.

De acuerdo con información del diario El Comercio, “la cámara es sometida a un análisis por parte de agentes de criminalística, quienes deberán entregar un informe en diez días, dentro de la investigación que encabeza el agente fiscal, Fabián Salazar”.

Plantea la prensa que los militares que están al cuidado de la seguridad personal del presidente dicen que en Carondelet (sede presidencial) se revisa a diario si hay equipos de espionaje en las salas de reuniones, en el balcón y en otros sitios. Entonces, “¿por qué no se detectó antes la presencia de la Cámara?”

Sin referirse explícitamente a Correa, Moreno escribió en un mensaje posterior en twitter: "FISGÓN: aficionado a husmear la vida de los demás".

Desde que asumió el pasado 24 de mayo, Moreno, que fue estrecho aliado y vicepresidente de Correa, mantiene una ácida disputa con el expresidente, quien desde Bruselas -donde vive con su familia- se ha convertido en su principal opositor, con frecuentes críticas a su estilo conciliador y a varias de sus medidas.

El exmandatario, muy activo en las redes sociales, reaccionó con vehemencia a la denuncia de Moreno. "¡Cámara oculta manejada desde mi celular! Si el presidente Moreno prueba aquello, que me vaya a la cárcel. Si no, que renuncie a la Presidencia, ni siquiera por malo, sino por ridículo. ¡Qué vergüenza!", escribió en la red social.

“Una cosa graciosa”, dijo Lenin Moreno. “Todas las mañanas se hace un barrido de cámaras, es decir como para que ese momento detengan y después puedan encender cuando quieran”.

Se está investigando al nuevo grupo de seguridad, para que expliquen qué sucedió. Moreno ha dicho que el anterior equipo de seguridad nunca informó de dicha cámara. Eduardo Mangas, secretario general de la Presidencia, dijo a través de su cuenta de Twitter que “desde el 2009, año en que Rafael Correa empezaba su segundo período presidencial, en su despacho se filmaban en secreto las reuniones que mantenía. ¿Es esto traición, desconfianza o exceso de control, compañeros?", escribió Mangas.

Ya cuatro funcionarios rindieron declaración en la Fiscalía, pero la pelea entre los dos políticos promete otros capítulos más.