Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 6 horas

¿Quién es Keith Raniere, acusado de múltiples crímenes sexuales en EE. UU.?

Keith Raniere, de 58 años, lideraba la sexta Nxivm, en Estados Unidos: se aprovechó de cientos de mujeres que se unieron al grupo para someterlas como esclavas sexuales. Hoy fue encontrado culpable por un tribunal de Nueva York.

Keith Raniere, lídere de Nxivm, una secta de supuesta autoayuda que terminó abusando a miles de mujeres en EE. UU.Tomada de Facebook

A Keith Raniere un tribunal de Nueva York lo encontró culpable de tráfico sexual, extorsión, delincuencia organizada, amenazas y abuso a menores. Este hombre, de 58 años, era un mentiroso profesional, que sabía ganarse la confianza de sus víctimas para engañarlas y someterlas como esclavas sexuales.

Ver más: Comenzó el juicio contra Keith Raniere, líder de una sexta sexual

Lo hizo durante 16. Desde que fundó el grupo Vxivm, en 1988, y comenzó a reclutar mujeres millonarias o de la farándula estadounidense. Presentaba su fundación como una "organización guiada por principios humanitarios, que empodera a las personas y responde a preguntas sobre lo que significa ser humano", según dice en su página web. 

Muchas cayeron. Entre llas, Allison Mack, la actriz de "Smallville", quien declaró culpable de los cargos de crimen organizado y conspiración para el crimen organizado dentro de Nxivm;  y la heredera del imperio de bebidas Seagram's, Clare Bronfman, quien para evitar el juicio también se declaró culpable de un delito de asociación con la secta para ocultar y albergar inmigrantes indocumentados con fines de lucro, y falsificación de identidad.

Raniere sí decidió ir a juicio. Durante años se ganó el interés de gente de clase alta empresarial de Nueva York con programas para el desarrollo personal y profesional de ejecutivos. Pero el negocio ocultaba un emporio criminal: lavaba dinero y esclavizaba sexualmente a las afiliadas al grupo. 

De acuerdo con la Fiscalía, Nxivm, con sede en la ciudad de Albany, llegó a reclutar a 16.000 personas. En las sesiones de autoayuda a mujeres, el líder las extorsionaba y las explotaba sexualmente. 

Su condena se conocerá en septiembre de este año.

Raniere disimulaba esas prácticas tras una organización creada en 2003, Nxivm (pronunciado Nexium), cuyo objetivo oficial era ofrecer formaciones para una mayor realización personal de sus integrantes.

Ver más: Actriz de Smallville se declara culpable en caso de secta de abuso sexual

Desde el comienzo el gurú mantuvo bajo su influencia a un círculo de entre 15 y 20 mujeres con las que tenía relaciones sexuales a su antojo. Uno de ellas apenas tenía 15 años.

Durante las seis semanas de juicio, la acusación describió a Raniere como un manipulador, capaz de utilizar los resortes psicológicos clásicos para mantener a sus fieles bajo control.

El gurú se apoyaba también en una red de mujeres que reclutaba a nuevas integrantes con las que acababa manteniendo relaciones sexuales.

Abusos sexuales de Rainiere

La defensa del acusado intentó durante el juicio hacer una distinción entre las implicaciones morales y legales del comportamiento de Raniere.

El principal abogado del acusado, Marc Agnifilo, reconoció que la actitud del gurú podía parecerle más que dudosa a los miembros del jurado, pero recordó que eso no lo convertía en un delincuente.

Según la denuncia presentada, la historia ofrece un giro aún más oscuro cuando en el año 2015 Raniere formó una sociedad secreta dentro de Nxivm llamada "DOS", cuyo significado sería "Amo de las compañeras obedientes" o "El voto".

El DOS operaba con una veintena de individuos que debían "reclutar sus propios esclavos" para convertirse en "maestros", marcar a las mujeres con sus iniciales, y ascender en la organización para aprovecharse de los esclavos de otros integrantes.

Raniere, que se hacía llamar "Vanguard" (Vanguardia), siempre ha afirmado que las relaciones sexuales que mantenía con los miembros de la secta eran consentidas.

La justicia imputó en un principio a seis personas por este caso, pero los cinco coacusados de Raniere se declararon culpables y evitaron así el juicio.

Solamente una de esas personas testificó durante el juicio del gurú. La actriz Allison Mack y la heredera de la compañía de licores Seagram, Clare Bronfman, que se habían declarado culpable, no fueron citadas a declarar.