Sube a 184 el balance de muertos del ataque contra mezquita en el Sinaí egipcio

La explosión de la bomba atravesó la mezquita antes de que hombres armados abrieran fuego contra los fieles reunidos para las oraciones semanales del viernes.

Los egipcios se reúnen frente a la mezquita de Rawda, a unos 40 kilómetros al oeste de la capital de El-Arish.AFP

Al menos 184 personas murieron y otras 125 resultaron heridas en el ataque a una mezquita por hombres armados este viernes en la región egipcia del Sinaí (este), según un nuevo balance suministrado por la televisión estatal. (Lea: Al menos 54 muertos en un ataque terrorista en mezquita en el Sinaí egipcio)

El ataque, que no fue inmediatamente reivindicado, ocurrió en la localidad de Bir al Abed, al oeste de Al Arich, capital de la provincia del Norte-Sinaí, región donde las autoridades combaten entre otros a la rama egipcia del grupo yihadista Estado islámico (EI).

Una bomba estalló en la mezquita Rawda, a unos 40 km al oeste de El Arish, capital del Sinaí del Norte, antes de que los atacantes comenzaran a disparar contra las personas que asistían a la oración semanal, indicaron responsables.

Desde 2013 y el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi, grupos yihadistas, entre ellos la rama egipcia del grupo Estado Islámico, mataron en el norte de la península del Sinaí a centenares de policías y soldados, así como civiles acusados de trabajar para las autoridades.

También atacaron a la rama sufí del islam sunita así como a cristianos.

Las víctimas del ataque del viernes son civiles y conscriptos que rezaban en la mezquita.

Un jefe tribal, así como de la milicia beduina que combate al grupo Estado Islámico dijo a la AFP que la mezquita es frecuentada por adeptos al sufismo.

El grupo EI adhiere a la visión puritana del salafismo y considera el sufismo como herético.

Los yihadistas secuestraron y decapitaron en el pasado a un líder sufí, y raptaron a adeptos del sufismo que luego liberaron tras haberse "arrepentido".

El grupo mató a más de 100 cristianos con bombas y disparos en iglesias del Sinaí y otras partes de Egipto, obligándolos a huir de la península.

Las Fuerzas Armadas intentan terminar con los yihadistas que juraron fidelidad a EI en noviembre de 2014.