Terremoto en México: mueren 21 niños por colapso de escuela primaria

Según Javier Treviño, subsecretario de Educación de México, hasta el momento, tienen el reporte de 25 muertos, 21 niños y cuatro adultos de la escuela Enrique Rebsamen.

AFP

Un sismo de 7,1 grados dejó este martes al menos 149 muertos en México, entre ellos 21 niños en una escuela, mientras al caer la noche continuaban los rescates en numerosos edificios colapsados, sobre todo en la capital, que justo hace 32 años fue devastada por otro poderoso terremoto.

"En Ciudad de México 49 personas perdieron la vida, en Puebla 32, en Morelos 55, en Estado de México 12 y en Guerrero uno", para un total de 149 víctimas, dijo a la cadena Televisa Luis Felipe Puente, director general de Protección Civil de Gobernación (Interior).

Entre las víctimas de la capital figuran 21 niños que murieron en una escuela primaria, mientras que otros 20 continuaban desaparecidos.  

"Tenemos el reporte de 25 (muertos), de ellos 21 niños y cuatro adultos" en la escuela primaria Enrique Rebsamen, dijo a Televisa Javier Treviño, subsecretario de Educación mexicano.

"Es el lugar donde tenemos el mayor número de pequeños que han perdido la vida", expresó Puente.

El presidente Enrique Peña Nieto, que se encontraba fuera de capital al momento del sismo y regresó para coordinar las labores de rescate, acudió por la noche a la escuela y conversó con los socorristas. 

"Hay 30 niños desaparecidos, hay ocho personas adultas todavía reportadas desaparecidas y están las labores de rescate", dijo Peña Nieto a la prensa.

Según medios locales, unos militares habían conseguido hacer contacto con un menor atrapado entre los escombros del centro escolar y conseguido hacerle llegar un tubo de oxígeno.

La estructura de la escuela, que de tres pisos quedó reducida a uno, estaba a punto de colapsar, lo que complicaba las tareas de rescate.

Puente aclaró que la cifra de muertos puede aumentar dado que se "reportan personas desaparecidas" que se teme estén en los escombros de decenas de edificios colapsados, sobre todo en la zona sur y el corredor Roma-Condesa, barrio chic donde viven numerosos extranjeros.

El sismo ocurrió a las 13H14 locales (18H14 GMT). El epicentro se ubicó entre los estados de Puebla y Morelos, cerca de la capital.

El aeropuerto internacional de Ciudad de México suspendió operaciones durante más de tres horas.

Silencio 

Según la alcaldía de Ciudad de México, unos 50 edificios colapsaron en zonas del centro y sur de la capital, donde cuando anochecía muchas personas observaban desalentadas sus hogares severamente dañados.

"A mí se me abrió (el muro) de mi departamento, muchos (otros) están destruidos. Aguantó el (terremoto) del 85 y el de hace unos días", dice Guadalupe García de 68 años, residente y administradora de un edificio cuya pared frontal se vino abajo y que se refugiará en la casa de sus padres.

Los barrios más afectados se encuentran sin energía eléctrica, interrumpida por las autoridades para evitar posibles explosiones ya que se reportaban fugas de gas natural, que corre en tuberías subterráneas.

Cientos de rescatistas, más de 3.600 militares y numerosos civiles voluntarios retiraban escombros con sus manos en edificios colapsados, sobre todo viviendas.

"¡Silencio! ¡Parece que alguien grita!", se escuchaba de manera repetida en edificios colapsados. Los aplausos y las vivas irrumpían cuando conseguían sacar a un sobreviviente.

Las autoridades han dispuesto albergues para que pasen la noche familias que han perdido su casa o registra severos daños estructurales, mientras que otras pernoctaban en la calle o donde familiares.

Al colapsar las comunicaciones telefónicas, la mensajería por whatsapp se convirtió en la única forma de comunicación en el centro del país. Algunas personas que fueron rescatadas de los escombros consiguieron ser localizadas gracias a esa aplicación, según rescatistas.

Derrumbe de iglesia

En Morelos, al sur de la capital, las mayores afectaciones se registraron en su capital, Cuernavaca, y los poblados de Axochiapan y Jojutla, donde edificios, casas y construcciones históricas colapsaron, constató la AFP.

En Puebla, conocida por sus construcciones coloniales, varios templos católicos resultaron afectados e incluso once "personas murieron al quedar atrapadas en una iglesia que se derrumbó" en el poblado de Atzala, dijo el secretario de Gobierno, Diódoro Carrasco.

El sismo ocurrió justo cuando se cumplen 32 años del terremoto de 8,1 grados que dejó más de 10.000 muertos en 1985 y redujo a ruinas amplios sectores de Ciudad de México.

"Estoy consternada, no puedo contener el llanto, es la misma pesadilla que en 1985", dijo a la AFP, entre lágrimas Georgina Sánchez, de 52 años, en una plaza de Ciudad de México.

En la mañana de este martes, las autoridades habían realizado un simulacro de sismo y se recordó, como cada año, la tragedia del 19 de septiembre de 1985.

Distintos países han mandado mensajes de condolencias a México. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó su solidaridad con los mexicanos. "Dios bendiga a la gente de Ciudad de México. Estamos con ustedes y los vamos a apoyar", escribió en su cuenta Twitter.

Honduras anunció el envío de 36 socorristas y Guatemala también ofreció rescatistas.

En Ciudad de México funciona un sistema de alarmas que se activa un minuto antes del sismo, pero periodistas de AFP dijeron que esta vez se escuchó la alarma al mismo tiempo que comenzó a sentirse el temblor toda vez que el epicentro estuvo a menos de 200 km de distancia de la capital.

El pasado 7 de septiembre, un terremoto de 8,1, el más fuerte en un siglo en México, causó 96 muertos y más de 200 heridos en el sur del país, especialmente en los estados de Oaxaca y de Chiapas.

Temas relacionados

 

últimas noticias