Autoexamen del liderazgo conservador de EE.UU.

Durante tres días, líderes del Partido Republicano analizarán temas como migración, economía y salud.

Mitt Romney hará hoy su primera aparición pública tras su derrota en las urnas. / AFP
Mitt Romney hará hoy su primera aparición pública tras su derrota en las urnas. / AFP

Cientos de republicanos, llegados de todos los rincones de Estados Unidos, se reúnen durante tres días para analizar cuáles fueron los errores que cometieron para perder la Presidencia con Barack Obama. A partir de ayer y hasta mañana, la Conferencia de Acción Política Conservadora tiene su cita más importante a las afueras de Washington. Allí definen sus líneas de oposición frente a los planes del presidente de EE.UU., evaluarán su gestión y presentarán su hoja de ruta en aspectos como migración, economía y salud.

La reunión fue inaugurada por Marco Rubio, quien está a cargo del tema migratorio y presentó un borrador de la propuesta de reforma migratoria en la que trabaja. Y al parecer ya están asimilando el golpe recibido en noviembre en las urnas por Mitt Romney, pues el propio Rubio propuso involucrar a la ciudadanía en una campaña en la que jóvenes inmigrantes, padres y votantes tendrán voz. “Miles de madres, padres, hermanos y hermanas son deportados cada día para cumplir con una cuota artificial de 400.000 deportaciones por año”, aseguraron los responsables de la iniciativa.

Hoy, el orador principal será Romney, en su primera aparición pública tras la derrota frente a Obama. Otros líderes republicanos del Congreso, gobernadores, excandidatos presidenciales y grupos de presión conservadores analizarán los errores en las elecciones del año pasado. La reunión anual, organizada por la Unión Conservadora Americana, se remonta a 1973 y tradicionalmente termina con la difusión de un sondeo del candidato conservador presidencial favorito, que desde el año 2007 ganó consecutivamente Mitt Romney. La idea es reorientar esfuerzos y recursos para captar a los votantes indecisos de todo el país.

Entre la lista de invitados se encuentran personalidades como el magnate Donald Trump y el presidente de la Asociación Nacional del Rifle (ANR), Wayne LaPierre, quien ha sido blanco de duras críticas por su posición frente al uso y porte de armas tras las últimas masacres en el país. La ANR es uno de los grupos más influyentes en el Congreso y también de los que más dinero invierten en campañas políticas en el país.

Los conservadores están dispuestos a revaluar algunos temas, pero no perdonan. Algunos nombres han sido excluidos de la cita, como el del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, quien enfureció a muchos líderes republicanos del Congreso durante su lucha por obtener ayuda para la recuperación tras el paso del huracán ‘Sandy’, que azotó su estado el pasado octubre. Christie elogió la gestión del presidente Obama en plena campaña electoral, lo que para muchos analistas resultó fatal para las aspiraciones del candidato republicano.