Conmoción por naufragio de inmigrantes en Italia, cifra de muertos asciende

Mientras el debate sobre el drama de la inmigración aumenta, siguen desaparecidos cerca de 300 indocumentados.

Fotografía facilitada por la Armada de Italia que muestra a varias personas que trasladan el cuerpo de uno de los 134 inmigrantes muertos, tras el naufragio de una barcaza que intentaba llegar a la isla de Lampedusa./ EFE

El naufragio de un barco con cerca de 500 de inmigrantes que buscaban llegar a Europa ha consternado a los italianos, después de que se reportara la muerte de más de 134 personas y la desaparición de más de 300. El hecho ha puesto en el debate el drama de la inmigración, que recientemente se ha convertido en un acontecimiento habitual en esta zona.

Según han relatado los supervivientes, procedentes de Eritrea y Somalia, el barco llevaba varias horas en altamar por lo que algunos decidieron prender fuego a elementos de este para llamar la atención de los rescatistas y ser localizados. La conflagración, sin embargo, no fue controlada y el barco se incendió, llevando a muchos a arrojarse al mar y provocando así mismo el hundimiento de la barcaza.

La alcaldesa de la isla, Giusi Nicolini, no ha podido ocultar su consternación ante los hechos y ha declarado a los medios locales, entre lágrimas, que el hecho "es un horror. No dejan de llegar barcos y descargar muertos. Los medios de comunicación tienen que venir a ver esto. Es impresionante".

Entre muertos y supervivientes se han encontrado varios niños y bebés, así como mujeres embarazadas. El problema de la inmigración en Lampedusa se ha reflejado en las palabras de su alcaldesa que ha indicado que no saben “donde meter a vivos y muertos”. Haciendo referencia no solo a la tragedia sino a los más de 21.870 inmigrantes que han llegado a las costas de Lampedusa y Sicilia, desde inicios de 2012, hasta septiembre de este mismo año.

Según un último informe de la fundación Fortress Europe, desde 1990 hasta principios de año han muerto 8.000 personas al cruzar el Canal de Sicilia, de los que 2.770 lo fueron en 2011, cuando debido al conflicto en Libia cerca de 60.000 personas emprendieron la travesía en un intento de llegar a Italia.

Las reacciones de diplomáticos no se han hecho esperar, el primer ministro, Enrico Letta, anunció por medio de Twitter que ante “la inmensa tragedia” ya tiene planeado ir al lugar del incidente junto con el viceprimer ministro, Angelino Alfano. De la misma forma varios políticos italianos como Silvio Berlusconi han presentado sus condolencias.

Hace menos de un mes, otros seis indocumentados, entre ellos un menor de edad, fallecieron al intentar alcanzar a nado la costa de Sicilia, tras haber encallado el pesquero en el que viajaban junto a un centenar de inmigrantes procedentes de Siria y Egipto.

No es la primera vez que la alcaldesa de la isla hace un llamado frente a este problema. En mayo de 2012 Nicolini envió una carta a la Unión Europea alertando sobre este drama, una misiva que titulaba: "¿Cuán grande tiene que ser el cementerio de mi isla?".