Cruz Roja confirma muerte de uno de sus empleados en ataque a convoy en Alepo

El convoy transportaba asistencia de diversas agencias humanitarias de la ONU.

EFE

Un empleado de la Media Luna Roja Siria (SARC) murió ayer en el ataque contra un convoy humanitario de Naciones Unidas en la región de Alepo, confirmó el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. (Lea: Decenas de muertos en Siria por regreso de bombardeos tras final de cese el fuego)

Además del empleado de la SARC, un número indeterminado de civiles murieron y muchos otros resultaron heridos en el ataque, confirmó el portavoz de la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR), Benoit Carpentier, en una rueda de prensa.

"Por ahora aún estamos recopilando la información. Lo único que podemos confirmar es la muerte de un representante de la SARC, pero sabemos que decenas de civiles resultaron heridos", explicó el portavoz, que también habló en nombre del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

"Condenamos este ataque horrible que no hará más que ahondar el sufrimiento de miles de personas", dijo Carpentier, quien dijo que el presidente del CICR, Peter Maurer, definió el ataque como "inaceptable".

El convoy había sido organizado por Naciones Unidas y transportaba asistencia de diversas agencias humanitarias de la ONU, y estaba siendo implementado sobre el terreno por la Cruz Roja.

De los 31 camiones que formaban el convoy, 18 resultaron totalmente destruidos, con lo que se dejó a decenas de miles de personas sin asistencia vital para su supervivencia.

El portavoz indicó que una clínica de salud también resultó destruida aunque no pudo dar más detalles sobre lo que ocurrió exactamente con este centro.

Los camiones transportaban ayuda de primera necesidad para 78.000 personas que sobreviven en la zona de Auram al Kubra, en el oeste de la provincia septentrional siria de Alepo, que no había recibido asistencia desde julio, especificó el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jens Laerke.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que el convoy transportaba material de primeros auxilios, medicamentos para quemaduras, para enfermedades crónicas, como la diabetes, así como otros materiales médicos.

Unicef informó a su vez de que los camiones transportaban material educativo y ropa y mantas para el invierno.

Además, el convoy transportaba harina y otros alimentos.

Temas relacionados