¿Homofobia o terrorismo en ataque contra bar en Orlando?

Los investigadores no descartan todavía el vínculo terrorista. Sin embargo, el padre del presunto asesino, Omar Mateen, señala el hecho como un ataque a la comunidad gay.

De acuerdo con Mir Seddique, padre de Omar Mateen, sospechoso de ser el autor de la matanza de al menos 50 personas en un club de homosexuales en Orlando (EE.UU.), las razones que habrían llevado a su hijo a cometer el horrible crimen sería homofobia. (Lea: Identifican a autor de tiroteo en un bar gay)

“Esto no tiene nada que ver con la religión”, dijo el padre en declaraciones a NBC News, en las que indicó que su hijo se enfadó hace dos meses cuando, durante una visita a Miami, vio a dos hombres besándose.

El agente especial del FBI Ron Hopper aseguró en conferencia de prensa que no pueden clasificar este suceso todavía como un “crimen de odio o terrorista” pues las investigaciones siguen abiertas.

El congresista demócrata por Florida Alan Grayson indicó en la misma conferencia de prensa de que no hay evidencias de que haya otras personas o grupos relacionados con este suceso y explicó que agentes acudieron a la casa del sospechoso para recabar información de sus computadoras, escritos y mensajes en las redes sociales.

Oficiales le dijeron a The New York Times que no descartan la posibilidad de un ataque terrorista. “Oficiales señalaron haber encontrado. (Lea: Matanza en club gay de Orlando, la peor de la historia en Estados Unidos)

Agentes del orden federales le dijeron a The New York Times que no habían encontrado ningún indicio hasta ahora de que el atacante estuviera vinculado a ninguna organización más amplia , aunque ellos y la policía estaba investigando varios ángulos posibles de terrorismo , tanto en el exterior y en los Estados Unidos.

Los investigadores recordaron los ataques terroristas del pasado, como la matanza de diciembre en San Bernardino , California, que se llevaron a cabo en nombre del Islam por las personas que estaban “auto- radicalizado” y no tenían vínculos directos con alguna organización, aunque sí se inspiraron en el Estado Islámico y Al Qaeda.

Orlando, de acuerdo con un reporte del diario El País de España, “es un claro ejemplo de lo mucho que ha evolucionado el país desde que en 1969 un grupo de gais y lesbianas comenzara a manifestarse contra la represión policial en el pub Stonewall de Nueva York. En aquel entonces quienes demostraran abiertamente su homosexualidad se convertían en unos proscritos, sujetos a discriminación legal en todos los ámbitos imaginables, desde la sanidad al empleo o el ejército”.

Explica David Alandete en la nota que “mucho camino se ha recorrido en EE.UU. para que Disney World pueda celebrar unas jornadas gais. Meses después de los disturbios de Stonewall abría en Orlando el centro Walt Disney World, uno de los mayores parques temáticos del mundo, consagrado a la sublimación de algo tan conservador como la familia nuclear, donde los príncipes buscaban a hermosas doncellas y estas soñaban con ingresar en la realeza por la vía del matrimonio”.

La policía no ha divulgado todavía información sobre las víctimas de la matanza, pero se da por seguro que había muchos hispanos entre el público atraídos por una "Latin Nigth. Reggaeton, Bachata, Merengue, Salsa", según rezaba el cartel de la discoteca.