Le piden a Obama que perdone a Edward Snowden

Esas tres ONG adelantan una campaña para que se perdone a Snowden, refugiado en Rusia e investigado por la filtración de documentos relacionados con los programas de vigilancia masiva de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Edward Snowden durante una videoconferencia. EFE

Amnistía Internacional, Human Rights Watch (HRW) y la Unión Estadounidense para las Libertades Civiles (ACLU) iniciaron este miércoles una vasta campaña internacional para presionar al presidente Barack Obama a conceder el perdón al exconsultor de inteligencia Edward Snowden, refugiado en Rusia.

El principal propósito de la campaña que comienza en los últimos meses de la mandato de Obama es que "el presidente reflexione sobre la marca que dejará en la historia" y pueda "tomar decisiones difíciles": una petición en línea en pardonsnowden.org ya ha sido suscrita por conocidos abogados y personalidades como la escritora Joyce Oates y el actor Martin Sheen.

"Lanzaremos una amplia campaña de firmas en todo el mundo para lograr que personalidades y organizaciones de primer rango se unan a nuestro llamado al presidente Obama para que decrete el perdón", dijo el abogado de Snowden, Ben Wizner, en la revista Vice Motherboard.

Wizner es miembro de la ACLU. La AFP contactó a Amnistía Internacional en Londres, que no negó ni confirmó la información.

Esta iniciativa pretende aprovecharse del estreno de una película del director Oliver Stone sobre Snowden, de 33 años, que lleva tres años refugiado en Rusia por temor a ser encarcelado en su país tras haber filtrado miles de documentos que sacaron a la luz el tentacular sistema de vigilancia mundial de Estados Unidos.

Las posibilidades de un indulto de Snowden parecen, sin embargo, escasas. El exasesor de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) puede ser condenado hasta a 30 años de cárcel en Estados Unidos por espionaje.

Snowden "debería regresar a Estados Unidos para ser juzgado por sus pares y no ocultarse detrás de un régimen autoritario. Por el momento elude las consecuencias de sus actos", afirmó Lisa Monaco, asesora de Obama.

Pero el director ejecutivo de ACLU, Anthony Romero, dijo este miércoles que estaba convencido de que la posición del gobierno podía cambiar con la reacción de la opinión pública" y una firma masiva de la petición.

El apoyo de Sanders 

El senador estadounidense Bernie Sanders, que fue rival de Hillary Clinton como candidato demócrata a la Casa Blanca, encabeza una serie de escritos publicados hoy en el diario británico "The Guardian" que piden "clemencia" para el exespía Edward Snowden, refugiado en Rusia tras revelar secretos de EEUU.

Sanders lidera un grupo de figuras públicas favorables a que el Gobierno estadounidense garantice al antiguo agente de inteligencia un trato que le evite "una larga condena en prisión" o un "exilio permanente".

Entre esas personalidades están el lingüista Noam Chomsky, la actriz Susan Sarandon, el exanalista Daniel Ellsberg, que en los años 70 desveló los conocidos "papeles del Pentágono" y el secretario general de Amnistía Internacional (AI), Salil Shetty.

"La información revelada por Edward Snowden ha permitido al Congreso y los ciudadanos estadounidenses comprender hasta qué punto la NSA ha abusado de su autoridad y violado nuestros derechos constitucionales", escribe Sanders en el periódico británico.

"En mi opinión, el interés de la justicia estaría mejor servido si nuestro Gobierno le garantizara alguna forma de clemencia", añade.

Sarandon, ganadora del Óscar a la mejor actriz en 1995, sostiene por su parte que Snowden "hizo un gran servicio a su país" al filtrar a la prensa en junio de 2013 detalles sobre los servicios de inteligencia que obtuvo cuando trabajaba para la CIA y la NSA.

Tras revelar la información secreta, el programadora informático, de 33 años, pidió asilo a 21 países desde la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétievo y recibió finalmente protección en Rusia.

"Se trata de un hombre que tenía un trabajo bien remunerado en Hawái, pero que lo echó todo por la borda para poder revelarnos a todos nosotros lo que la NSA nos estaba haciendo en nombre de la seguridad nacional", afirma Sarandon.

"No creo que una persona como él deba permanecer exiliado de su país", sostiene la actriz, para quien el presidente de EE.UU., Barack Obama, "debería hacer lo correcto: Perdonar a Ed y dejarle volver a casa con su familia y su gente".

Entre otras revelaciones, los documentos de Snowden sacaron a la luz un programa llamado Prism que permitía a los agentes de los servicios secretos estadounidenses acceder a los datos de millones de personas almacenados en los servidores de compañías como Google, Microsoft, Apple, Facebook y Skype.

"Snowden debería, en mi opinión, ser recibido en casa con honores por su servicio a su país, así como por su coraje y su integridad", argumenta Chomsky en "The Guardian".

"Los ciudadanos estadounidenses -y sin duda los de todo el mundo, en vistas al extraordinario alcance de las operaciones que han sido reveladas- tienen una gran deuda con Snowden", afirma el filósofo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Temas relacionados