Turquía presenta un nuevo plan a la UE para repatriar también a sirios

El objetivo de esta medida será evitar acrecentar el colapso y la crisis humanitarias en Grecia.

EFE

 El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha presentado este lunes a los líderes comunitarios un plan para la repatriación de personas hacia Turquía que va más allá de lo pactado la semana pasada con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, porque incluiría también a los sirios.

"El plan va más allá de lo que acordaron Tusk y Davutoglu el jueves por la noche en Ankara", señalaron fuentes comunitarias, que explicaron que tras la presentación del primer ministro turco a los Veintiocho, éstos tendrán que discutirlo entre ellos, y volverán a verse con él en una cena, que no estaba prevista.

Estas fuentes recordaron que lo que Turquía aceptó la semana pasada fue la devolución desde Grecia de todas las personas que no se encuentran en necesidad de protección internacional, lo que supone entre un 25 % y un 50 % de los que se encuentran en territorio heleno.

Asimismo, Ankara manifestó entonces su voluntad de aceptar también a todas las personas que hayan sido rescatadas en aguas turcas, añadieron.

Según el nuevo plan, Turquía aceptaría ahora también la repatriación de los nacionales sirios a cambio de que la UE habilite vías legales para su traslado a territorio comunitario.

"La idea es que por cada sirio que acepte Ankara, la UE se comprometa a trasladar directamente hacia los Estados miembros a un refugiado procedente de Turquía", confirmaron a Efe otras fuentes comunitarias.

Esta repatriación se haría sobre la base del acuerdo bilateral que mantienen Grecia y Turquía, por lo que no podría considerarse en principio una "devolución en caliente" porque Atenas considera que Turquía es un país seguro, donde los refugiados además van a tener la opción de entrar de manera legal a la UE.

El objetivo de esta medida es evitar acrecentar el colapso y la crisis humanitarias en Grecia.

Las nuevas ideas turcas fueron discutidas anoche y hoy mismo entre Davutoglu, Tusk, la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro holandés, Mark Rutte, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, informaron fuentes europeas.

Después de la primera sesión de trabajo con Turquía, los Veintiocho discutirán, además de las nuevas ideas de Davutoglu, la respuesta europea a la crisis de refugiados, que esperan plasmar en una declaración conjunta.

El borrador de ese texto apuntaba a que los flujos irregulares de inmigrantes a lo largo de la ruta de los Balcanes occidentales "están llegando a su fin" y que "la ruta está ahora cerrada".

Sin embargo, Merkel y Juncker se oponen a plasmar en papel esta afirmación porque equivaldría a dar la razón a Austria y Macedonia acerca del cierre unilateral de sus fronteras, aunque en la práctica el flujo migratorio por esta ruta en efecto se reduzca casi por completo, explicaron otras fuentes comunitarias.