Abogados de Mancuso piden audiencia urgente para evitar su deportación a Colombia

Noticias destacadas de Judicial

En un documento de nueve páginas, conocido por este diario, los defensores de Salvatore Mancuso reprocharon la falta de, cuando menos, comunicación clara por parte de los delegados del gobierno estadounidense sobre la deportación del exjefe paramilitar.

Para los abogados de Salvatore Mancuso, es “inconcebible” que, en menos de 24 horas, el gobierno de Estados Unidos pasara de confirmar que el exjefe paramilitar sería deportado a Italia, tal como se los confirmaron el pasado viernes 28 de agosto, a señalar que lo trasladarían a Colombia. En un documento de una página, la agencia federal aduanera y migratoria lCE le notificó a Mancuso el pasado 29 de agosto que en vez de Italia sería deportado a Colombia, pues el país europeo, “en esta ocasión es perjudicial para Estados Unidos”. Por eso, recurrieron a una corte federal para pedir una audiencia urgente.

En el documento de los abogados de Mancuso, conocido por El Espectador, los abogados de Mancuso hicieron un recuento detallado de lo que se ha decidido en la última semana con respecto a su defendido para manifestar, en primer lugar, su asombro por la decisión de última hora que tomó el gobierno estadounidense. Dijeron que el viernes 28 de agosto, cuando el día estaba por terminar, delegados del gobierno les reiteraron que el plan de viaje de Mancuso para Italia se mantenía y que, en cuestión de horas, esa postura cambió. “El aviso se dio sin explicación”, protestaron.

(El atropellado proceso para que Salvatore Mancuso regrese a Colombia)

Esta es la carta con la que el gobierno estadounidense le notificó a Mancuso que “no tenía la intención de honrar la designación de Italia como el país al cual sería removido”, y que, en cambio, pretendía enviarlo a Colombia porque un traslado a Italia sería “perjudicial para los Estados Unidos. Allí mismo le indica que, si teme algún tipo de persecución o ser objeto de tortura, puede solicitar que el proceso se detenga en el marco de la Convención contra la Tortura y otros Tratos Crueles y Degradantes:

En el documento presentado por la defensa de Mancuso, presentado a una corte federal (es decir, un escalón más arriba que la del Distrito de Colombia que lo condenó por narcotráfico en 2015) se indica que el gobierno de EE.UU no sustentó su cambio de parecer “en ninguna solicitud u orden de extradición a Colombia (...) El cambio en el destino de traslado es preocupante en muchos niveles y deja muchas preguntas”, señaló la defensa del exjefe paramilitar que fue extraditado por el gobierno de Uribe en 2008 junto a otras temidas cabezas del paramilitarismo y requeridos por el gobierno de Estados Unidos por narcotráfico.

En el documento también se señala que en la audiencia del 24 de agosto pasado, Estados Unidos no informó a la Corte que estaba “reconsiderando el traslado del peticionario (de Mancuso) y tenía la intención de invocar una disposición poco utilizada de la inmigración y nacionalidad”. A su vez, el equipo de abogados del antiguo líder de las Autodefensas Unidas de Colombia, solicitó que, mientras se da esa audiencia urgente, se suspendan “todas las acciones de inmigración” en contra de su defendido.

También, que se ordene al gobierno de los Estados Unidos que “proporcionen inmediatamente al peticionario (Mancuso) su archivo de extranjero completo, o Archivo A para su revisión y preparación para cualquier audiencia judicial”. Los abogados solicitaron que EE.UU “muestren la causa por la que invirtieron manifestaciones de que Salvatore Mancuso sería trasladado a Italia a más tardar el 4 de septiembre de 2020″ y que su cliente sea trasladado a Washington, lugar “para lo que se espera sean audiencias” para definir la suerte de uno de los hombres claves del paramilitarismo en Colombia.

El gobierno colombiano ha insistido por múltiples canales que Mancuso debe regresar a Colombia, pues tres procesos de Justicia y Paz (sistema de justicia transicional que procesó los crimenes del paramilitarismo) contra él no han culminado, dos con el Tribunal Superior de Barranquilla y uno con el Tribunal Superior de Bogotá. En los primeros meses del año envío dos solicitudes de extradición, pero las órdenes de captura fueron anuladas en Colombia en junio y las peticiones quedaron sin fundamento.

Hace 20 días, el Tribunal Superior de Bogotá expidió otra orden de captura y con base en ella, el gobierno volvió a pedir a Mancuso en extradición. Su persistencia, tal parece, dio resultados, pues Estados Unidos determinó que Mancuso regrese a Colombia en vez de ser deportado a Italia. Estados Unidos también habría dejado claro que Mancuso tiene la posibilidad de recurrir a la Ley contra la tortura y los actos crueles para solicitar quedarse en EE.UU. con su familia, que ya vive allá. Esta vía judicial ya la tomaron con éxito los exnarcotraficantes el Tuso Sierra y alias Rogelio, este último antiguo líder de la Oficina de Envigado y otro de los depositarios de la parapolítica en Antioquia. Los dos viven actualmente en Miami.

Mancuso dijo entre los recursos que radicó para pedir su deportación a Italia que temía ser perseguido o torturado si regresaba a Colombia. Él tiene, además, tres órdenes rojas de Interpol en su contra, lo que significa que, si pisa suelo italiano e Italia hace lo que le corresponde, el exjefe paramilitar sería detenido y enviado al país. No obstante, si EE.UU. lo acoge bajo la Ley contra la tortura, ni siquiera esas circulares rojas podrían hacer efecto.

Comparte en redes: