Capturan en Barranquilla a responsable del crimen de periodista venezolana

Yonny Eduardo Bolívar Jiménez se hacía pasar como un importante empresario propietario de varios vehículos de servicio público.

La Policía Nacional confirmó la captura en la ciudad de Barranquilla, del ciudadano venezolano Yonny Eduardo Bolívar Jiménez, sobre quien pesa notificación roja por el delito de homicidio.

Alias ‘capitán Bolívar’ está sindicado como responsable por la muerte de Adriana Urquiola Pérez, reportera e intérprete de señas de Venevisión, ocurrida el 23 de marzo de 2014 en Caracas (Venezuela), quien además se encontraba en su octavo mes de gestación.

Bolívar huyó del país cruzando la frontera hacia Colombia por Paraguachón, ingresó por La Guajira y llegó de forma clandestina al departamento del Atlántico; utilizaba identidades falsas con el fin de no ser detectado por autoridades colombianas.

Bolívar residía en un exclusivo sector de la ciudad de Barranquilla, donde se hacía pasar como un importante empresario propietario de varios vehículos que prestaban servicio público.

Dentro de sus excentricidades recurría a la brujería y santería para planear sus actividades delictivas y evadir la acción de las autoridades.

Al momento de la captura tenía en su poder documentos de identificación venezolano, múltiples tarjetas de crédito y se movilizaba en vehículos de alta gama.
Su alias de ‘capitán Bolívar’ obedece a la usurpación de un título de la aviación con el cual se hacía pasar por piloto de la Fuerza Aérea venezolana.

El 15 de marzo de 2004 fue condenado a 22 años de prisión en Uribana por el Tribunal Tercero de Lara por cometer el secuestro de un comerciante, ocultamiento de armas de fuego y de guerra y la usurpación de título militar; así mismo se ordenó la confiscación de sus propiedades, incluyendo una lancha y dos vehículos.

Bolívar fue señalado en la cárcel de ser uno de los autores de la masacre ocurrida el 22 de septiembre en ese centro penitenciario. Pero el 29 de abril de 2005 la jueza Menfis Álvarez Núñez, a cargo en ese momento del Juzgado Quinto de Primera Instancia de Lara, decidió otorgarle libertad y la devolución de propiedades. Las decisiones dictadas a favor de Bolívar fueron anuladas por tribunales en mayo de 2005.
 

Temas relacionados