Capturan a dos agentes del CTI de la Fiscalía por vender información a la "Oficina de Envigado"

Los detenidos habrían tenido participación en el atentado en contra de un testigo protegido. Igualmente fueron capturados miembros de la Policía y el Ejército que tendrían vínculos con la banda criminal.

En un operativo conjunto fueron capturados dos agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) Seccional Medellín de la Fiscalía por presuntamente entregarle información privilegiada a los integrantes de la banda criminal conocida como ‘La Oficina de Envigado’.

Estas personas habrían participado en un atentado contra un testigo protegido en una investigación que se adelanta contra miembros de la organización criminal. Igualmente entregaron información privilegiada “para facilitar su actuación”.

“Lo más preocupante para la Fiscalía es que haya un compromiso de personas vinculadas con las instituciones del Estado (…) Vamos a reaccionar muy fuerte frente a esta infiltración de las organizaciones criminales”, precisó el director de articulación de Fiscalías Especializadas, Álvaro Osorio.

En el operativo fueron capturados otros integrantes de la Policía y el Ejército Nacional. Osorio alertó sobre la infiltración de estas organizaciones delincuenciales a las Instituciones pagando por información valiosa que le permita continuar con sus actividades delictivas.

En la acción fueron detenidos Jairo César Ramírez Vera, alias ‘Comando’ quien recibía órdenes directas de ‘Beto’ y ‘Tom’, máximos comandantes de la Oficina de Envigado para cobrar las extorsiones en los sectores de La Estrella y el Hueco en la capital de Antioquia. Igualmente capturaron otras 10 personas.

El director Nacional de articulación de policías judiciales especializadas, Luis Miguel Martínez esta organización es la encargada del transporte de cocaína con el apoyo de funcionarios infiltrados dentro de las instituciones gubernamentales.

En las próximas horas la Fiscalía les imputará a los agentes del CTI  los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de homicidio y cohecho propio.