Condenan al máximo accionista de Fidupetrol por escándalo en la Corte Constitucional

Hélbert Otero pagará una pena de 25 meses de prisión. Se convertirá en testigo en los otros procesos penales que se adelantan.

La jueza 10 de conocimiento avaló el preacuerdo firmado entre la Fiscalía General y el máximo accionista de Fidupetrol S.A., Hélbert Otero Pacheco en el proceso que se le adelanta por el delito de tráfico de influencias a particular en calidad de cómplice. El empresario aceptó su responsabilidad en estos hechos por lo que recibió una rebaja en la pena principal.

En la verificación del preacuerdo la funcionaria judicial determinó que no se observa vulneración de los derechos y garantías procesales de las víctimas, los sujetos procesales y el acusado. En la diligencia judicial Otero aseguró que firmó el preacuerdo de manera libre, consciente y voluntaria, conociendo que de avalarse recibirá una sentencia condenatoria. 

En el documento avalado se fijó una sentencia de 25 meses de prisión (2 años y un mes de prisión) a Otero Pacheco, así como una multa de 100 salarios mínimos vigentes para el año 2013 –época de los hechos- los cuales serán pagados en ocho cuotas mensuales iguales, es decir siete millones de pesos. El máximo accionista de la fiduciaria -hoy en liquidación- continuará en libertad. 

Este dinero será utilizado para la reparación de las víctimas reconocidas en este proceso (Fidupetrol y la Rama Judicial). Otero, quien actualmente se encuentra en libertad, se convertirá en testigo del ente investigador en los otros procesos penales que se adelantan por el sonado escándalo por el ofrecimiento de 500 millones de pesos al magistrado de la Corte Constitucional, Jorge Ignacio Pretelt Chaljub.

Según la hipótesis de la Fiscalía General, debido a su posición en la junta directiva de Fidupetrol tuvo conocimiento directo del contacto con el abogado Víctor Pacheco Restrepo a quien se le designó la tarea de contactar a los magistrados de la Corte Constitucional para que seleccionaran una tutela presentada en contra del fallo de la Corte Suprema que multó a la empresa con $28 mil millones.

Otero, según declaración de otros testigos, estuvo al tanto de las órdenes impartidas con Pacheco así como la firma de contrato de prestación de servicios con el jurista barranquillero. Pacheco debía utilizar sus contactos con los magistrados para que estos seleccionaran la tutela y se avalaran en Sala las pretensiones de la misma.

El procesado estuvo en la cárcel La Picota de Bogotá por un año. Por estudio y trabajo el procesado redimió, según la defensa del procesado, tres meses de prisión hecho por el cual no se justifica una pena privativa de la libertad.
 

 

últimas noticias