Condenan a dos militares por el robo de armas del batallón San Mateo de Pereira

El sargento César Andrés Castro Eslava y el soldado profesional Jhon Freddy Gaviria López fueron condenados por el delito de concierto para delinquir.

Fotografía tomada del Diario el Otún.

El sargento primero César Andrés Castro Eslava y el soldado profesional Jhon Freddy Gaviria López, implicados en el robo de 403 armas de fuego del batallón de Artillería N. 8 San Mateo de Pereira, fueron condenados por el delito de concierto para delinquir.

Una pena de cinco años y cinco meses deberá pagar el sargento Eslava luego de haber hecho un preacuerdo con la Fiscalía 26 de Buga. Mientras que el soldado López tendrá que pagar siete años de prisión, tras el fallo del Juzgado Segundo Especializado de Pereira, porque en las pruebas presentadas en su contra se encuentran varias conversaciones telefónicas en las que negocia con delincuentes el precio de las armas hurtadas.

Por su parte, el comandante de la unidad militar, coronel Franco, aseguró que el Ejército está colaborando con la Fiscalía para que todos los implicados en este robo cumplan con la justicia. (Lea: Procuraduría abrió investigación preliminar por robo de armas en Batallón de Pereira).

"Esta condena refleja que la justicia está tomando acción con los que cometieron estos ilícitos. Este es el principio, es una condena por uno de los delitos, falta la investigación por peculado por apropiación por la cantidad de las armas que representaban una millonaria suma. A estos sujetos todavía les espera responder por más, el proceso sigue adelante y el Batallón está colaborando con la Fiscalía dando toda la información para que se haga con la celeridad mayor esta investigación", afirmó el coronel Franco.

Cabe recordar que el escándalo del robo en el batallón de Artillería N. 8 San Mateo de Pereira se dio el pasado mes de diciembre cuando hurtaron 403 armas de fuego, entre los que se encuentran 109 fusiles, 188 revólveres, 87 pistolas, 11 escopetas, 3 subametralladoras y otras armas de largo alcance. Las armas largas eran vendidas por cifras entre tres y cinco millones de pesos, mientras las cortas fueron ofrecidas entre los $800.000 y $1.500.000, según pudo establecer el Ejército.

Sin embargo, el Ejército anunció que ya habían sido recuperados 12 fusiles y que están adelantando operativos para desmantelar una red de tráfico de armas. Además de confirmar que el armamento robado fue vendido a bandas delincuenciales del norte del Valle del Cauca. (Lea: Ejército recupera 12 armas que fueron robadas del batallón San Mateo de Pereira)

Temas relacionados