Corte Suprema revocó condena de 28 años de prisión contra exgobernador de Arauca

El alto tribunal anuló todo lo actuado y ordenó la libertad inmediata de Julio Enrique Acosta Bernal.

Julio Enrique Acosta Bernal./Foto: archivo El Espectador

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia declaró la nulidad parcial de todo lo actuado en el proceso que se adelantó contra el exgobernador de Arauca, Julio Enrique Acosta Bernal. El exmandatario departamental fue condenado en noviembre de 2013 a 28 años de prisión por su responsabilidad en los delitos de homicidio agravado del registrador Juan Alejandro Plazas Lomónaco en concurso homogéneo con el delito de concierto para delinquir.

Al revisar un recurso presentado por la defensa de Acosta Bernal se consideró que en el proceso penal no habían sido valoradas unas pruebas presentadas, hecho por el cual se declaró la nulidad del proceso que se le adelantó en su contra desde el cierre de la investigación. La Corte Suprema aclaró sin embargo que las pruebas recopiladas en este caso se tendrán como válidas en el presente proceso.

Debido a esta situación el alto tribunal le otorgó al procesado la libertad provisional “correspondiendo a la autoridad carcelaria verificar que no tenga otro requerimiento judicial pertinente”. El exgobernador de Arauca deberá pagar una póliza de garantía de una caución prendaria de 50 salarios mínimos legales vigentes y la suscripción de la correspondiente diligencia de compromiso

El 5 de noviembre de 2013 el juzgado 5 especializado de Medellín condenó a Acosta Bernal como autor intelectual del homicidio del registrador ejecutado por grupos paramilitares. Igualmente fue sentenciado por recibir apoyo del Bloque Vencedores de Arauca de las AUC en su campaña a la Gobernación en el año 2004.

Según el fallo el entonces candidato solicitó "sacar del camino" a Plazas Lómanco puesto que lo consideraba "un serio obstáculo de cara a sus pretensiones para alcanzar la Gobernación del departamento". El juzgado especializado le dio credibilidad a los testimonios que señalaban que se había presentado una alianza entre el político y las AUC para obtener un beneficio personal.

En el juicio además se tuvo en cuenta la declaración de versión libre rendida en 2009 por el exjefe paramilitar Miguel Ángel Mejía Munera, alias 'El Mellizo' en la que señaló que Carlos Castaño Gil dio la orden para que se le entregaran 500 millones de pesos para financiar su campaña política.

Sin embargo, en septiembre de 2014 se conoció la declaración de Ferney Alvarado Pulgarín en la cual reconoció ante la Fiscalía General haber faltado a la verdad cuando acusó a Bernal Acosta de tener relación con el homicidio del registrador. Aseguró que fue contactado por una abogada para que declarara en contra del exgobernador a cambio de beneficios jurídicos.

Igualmente señaló que la misma jurista le dio una lista de 100 personas para que declarara en los procesos que se adelantaban, señalado que si reconocía que había mentido perdía los beneficios de Justicia y Paz. Pulgarín fue sentenciado por el delito de falso testimonio.