Corte Suprema solicitó la extradición de María del Pilar Hurtado

El alto tribunal accedió la petición presentada por la Fiscalía General.

Atendiendo la solicitud de la Fiscalía General, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia reiteró el pedido de extradición de la exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado Afanador que ya había presentado en 2011, porque aún subsisten los motivos que dieron lugar a que se presentará este recurso ante las autoridades panameñas.

En el documento de dos páginas el presidente de la Sala Penal del alto tribunal le solicita a la autoridad competente del Estado Panameño hacer todas las gestiones a su alcance para detener preventivamente a la ciudadanía colombiana requerida, “con miras a materializar la extradición que de ella se solicita”.

“Se ordena reiterar a la República de Panamá el pedido de extradición de María del Pilar Hurtado Afanador para que responda ante la justicia colombiana por los cargos de naturaleza penal que le fueron formulados en este proceso”, precisa uno de los apartes del documento.

Esta solicitud deberá tramitarse por conducto de Ministerio de Justicia y del Derecho basándose en los protocolos diplomáticos establecidos por la ley. Desde noviembre de 2010 la exdirectora del organismo de inteligencia goza de un asilo territorial en Panamá, sin embargo medios panameños informaron que la Corte Suprema de Panamá declaró inconstitucional este beneficio. 

Hurtado Afanador enfrenta un proceso en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por concierto para delinquir, peculado por apropiación, abuso de función público, falsedad ideológica en documento público y violación ilícita de comunicaciones por su presunta participación en los seguimientos e interceptación ilegales a periodistas, magistrados, congresistas y defensores de derechos humanos.

Según los testigos que han declarado ante el alto tribunal durante 2007 y 2009 la entonces directora del organismo de seguridad le ordenó a sus subalternos que realizaran seguimientos personales y a las cuentas financieras de los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, así como a los congresistas Gustavo Petro y Piedad Córdoba, el abogado Ramiro Bejarano y el periodista Daniel Coronell.