Día clave para el oso Chucho y los derechos de los animales en la Corte Constitucional

La ponencia de la magistrada Diana Fajardo va encaminada a conceder protección al animal que está en el zoológico de Barranquilla. ¿Se le reconocerá como sujeto de derechos?

Chucho, el oso de anteojos del Zoológico de Barranquilla. Cortesía Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla

La Sala Plena de la Corte Constitucional debate este miércoles si los animales tienen derechos o no, a propósito del caso de Chucho, un ejemplar de oso de anteojos que está en el zoológico de Barranquilla y cuya libertad pide el abogado Luis Domingo Gómez mediante un hábeas corpus. Se trata de un recurso concebido para seres humanos cuando se estima que hay una detención ilegal.

La Corte Suprema de Justicia había fallado a su favor en 2017 y ordenado el traslado a la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco, en Manizales, su hábitat natural. Luego, una tutela tumbó esa decisión y el caso escaló hasta la Corte Constitucional. El caso está en manos de la magistrada Diana Fajardo, cuya ponencia apunta a que el hábeas corpus en favor de Chucho debe quedar en firme.

La ponencia explica que no es lo mismo un oso andino que una pulga o un zancudo y precisa que es posible que para miembros de una misma especie no sean aplicables las mismas medidas de protección, ya que para ello sería necesario “analizar el nivel de su relacionamiento y/o dependencia respecto de los seres humanos”. “En atención a lo planteado, la Sala sostendrá que los animales son titulares de interés intrínsecos relevantes para el derecho, que deben ser protegidos como derechos”, dice el proyecto de fallo.

(En contexto: ¿Los animales tienen derechos? Un complejo debate se trasladó a la Corte Constitucional)

El debate es arduo y complejo en el alto tribunal que deberá hacer precisiones fundamentales en caso de aprobar la ponencia. ¿Cómo se determinaría el grado de protección según cada especie? Hasta el momento, a la magistrada Fajardo la acompañan Gloria Ortiz y Alberto Rojas Ríos. En contra están Luis Guillermo Guerrrero, Alejandro Linares, Carlos Bernal, Cristina Pardo y José Fernando Reyes. Todavía está indeciso Antonio José Lizarazo. 

“No se desconoce que esta Corporación no ha sostenido hasta ahora de manera expresa que los animales sean titulares de derecho alguno; sin embargo, su construcción jurisprudencial ha avanzado significativamente en tal sentido, a partir del valor intrínseco que se ha reconocido a tales sujetos, en razón a su sintiencia”, dice otro apartado de la ponencia. El caso ameritó que se realizara una audiencia pública el 8 de agosto de 2019 para escuchar a expertos sobre temas claves como cuáles son los atributos que definen a un individuo o entidad como titular de derechos o los planes de protección del oso andino en Colombia.

De hecho, en la audiencia se reveló un dictamen oficial sobre Chucho que asegura que está en buenas condiciones de salud, propias para su edad y que establece que el ejemplar no tiene la posibilidad de sobrevivir en su hábitat natural, según dijo el experto Orlando Feliciano. Se trataría entonces de garantizarle los cuidados que necesita para que lleve una vida sin sufrimiento. El reto de la Corte está en ponderar los intereses en juego en un debate que tiene a la expectativa a sectores animalistas, ambientalistas y a la comunidad científica.

(En contexto:  El oso “Chucho” y los derechos de los animales, a audiencia pública en la Corte Constitucional)

Entre las preguntas que ha suscitado este debate está, por ejemplo, si para proteger a los animales es necesario declararlos sujetos de derechos o si basta con medidas administrativas y de políticas públicas. Además, si los animales tienen derechos, ¿de qué derechos se trata? ¿Se trata de los mismos derechos que los seres humanos? ¿Abarca eso a todos los animales o solo a algunas especies?  ¿Se trata de derechos que serían exigibles por seres humanos? ¿Qué implicaciones sociales y jurídicas implicaría otorgarles derechos (algunos derechos) a ciertos animales?

En agosto de 2019, el director de The Nonhuman Rights Project, Steve Wise, le explicó a El Espectador que como entre los animales se incluyen hasta las cucarachas, definir si alguna especie debe tener derechos debería depender de los criterios científicos sobre las habilidades de cada una. “La respuesta a qué derechos debe tener cualquier especie debe estar en armonía con principios legales como la libertad, la igualdad y la equidad, los hallazgos científicos modernos, el cambio de la moral pública y una política pública sólida”, dijo Wise en esa oportunidad.

(Lea aquí: Corte Suprema ordena que el oso Chucho, recluido en Barranquilla, regrese a su hábitat natural)

Entre las diferentes posturas de este debate se encuentran aquellos que cree que reconocerles derechos a los animales es un deber moral y ético porque son seres sintientes; quienes creen que esto afectaría labores de protección animal; o  quienes apoyan el reconocimiento de derechos de la naturaleza como medida para proteger ecosistemas. La ex directora del Instituto Alexander von Humboldt, Brigitte Baptiste, estimó que hablar de los derechos de los animales como individuos es una frontera insuperable. “No se puede considerar que los animales tengan estatuto de personas, eso es una aspiración que desconoce las cualidades de las distintas sociedades y de las condiciones culturales en las que se desenvuelven los organismos”, explicó a este diario.

900943

2020-01-22T07:00:00-05:00

article

2020-01-22T07:00:02-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

Día clave para el oso Chucho y los derechos de los animales en la Corte Constitucional

87

5970

6057