El exministro de Santos que gana $76 millones al mes

Gracias a dos nombramientos, el exministro de Agricultura devenga más que el presidente de Ecopetrol, quien gana $45 millones al mes. Un nombramiento se lo ocultó a la Superintendencia Financiera.

El exministro de Agricultura durante el primer gobierno de Juan Manuel Santos, Francisco Estupiñán, recibe mensualmente dos ingresos que superan la remuneración del presidente de Ecopetrol, la empresa más grande del país. En noviembre pasado, Estupiñán fue nombrado presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC), donde no se negocian bonos y acciones sino productos agropecuarios y materias primas y donde el Gobierno hace compras que van desde alimentos para el Ejército hasta muebles para ministerios.

Estupiñán fue nombrado con el voto de Ignacio Argüello, liquidador de Interbolsa tras el descalabro de la firma. La Bolsa Mercantil le paga al presidente $40 millones mensuales como salario integral, sin prestaciones.

En julio de 2014 la Superintendencia de Sociedades nombró a Estupiñán liquidador de La Polar, la cadena chilena de tiendas por departamentos que cerró sus operaciones en Colombia el año pasado. En abril de 2015, Supersociedades le autorizó a Estupiñán el pago de $912 millones por concepto de honorarios.

Al posesionarse como presidente de la BMC, Estupiñán no le informó a la Superintendencia Financiera que era liquidador de La Polar. “Créame que yo no informé porque se me pasó”, le dijo Estupiñán a El Espectador. La Superfinanciera confirmó que durante el trámite de posesión “el doctor Estupiñán no informó a esta agencia estatal acerca de su condición como liquidador designado por la Superintendencia de Sociedades en el proceso concursal que esa autoridad adelanta respecto de la sociedad Empresas La Polar S.A.S.”. La Superfinanciera agregó que iniciará la actuación administrativa correspondiente.

Además de ser presidente de la BMC y liquidador nombrado por Supersociedades, Estupiñán es pensionado de Colpensiones. Fue subgerente financiero de la Empresa de Energía de Bogotá, director del Instituto Colombiano de Energía Eléctrica (ICEL) y ejerció otros cargos públicos. Sumando la pensión, cuyo monto se desconoce, es posible que Estupiñán esté recibiendo más de $80 millones al mes provenientes de tres ingresos oficiales.

Estupiñán señaló que firmó un contrato con el abogado Iván Camilo Ariza para que él adelante la liquidación de La Polar y que le paga el 40 % de los honorarios que le autorizó Supersociedades. “Me queda el 60 %”, señaló Estupiñán. “Gracias a Dios me lo he ganado, no tengo incompatibilidad ética ni legal. Tuve que contratar un grupo de abogados para la dirección de la liquidación, pues ya no tenía el mismo tiempo. Me reunía con ellos los sábados a las 7 de la mañana. Ante la Supersociedades el responsable soy yo. Tengo que responder por demandas durante cinco años”.

Como la liquidación de La Polar terminará en un mes, según indicó Estupiñán, sus honorarios como liquidador corresponden a $36’480.000 mensuales durante los quince meses de la liquidación. Desde noviembre, a ese ingreso se le suman los $40 millones de remuneración como presidente de la BMC. “Sí, me gano una buena plata, qué hacemos. No fui a lagartearme que me nombraran liquidador de La Polar”, manifestó Estupiñán.

Los $76’480.000 que recibe Estupiñán de la BMC y como honorarios de la liquidación superan la remuneración mensual del presidente de Ecopetrol, la empresa más grande del país, quien obtiene $45 millones mes. Monto que, con prestaciones, puede ascender a $60 millones al mes.

Sobre su nombramiento en la BMC, Estupiñán expresó: “No me lagarteé este puesto, yo no quería venir a esta vaina, los miembros de la junta directiva me llamaron para que ayudara”. Hasta el 4 de septiembre, día en que renunció como liquidador de la comisionista Interbolsa, Ignacio Argüello era el miembro más importante de la junta directiva de la BMC. Representaba casi un 25 % de las acciones.

Estas pertenecen a las víctimas de Interbolsa, donde a centenares de personas les arrebataron el dinero que tenían en la cuenta para constituir sin autorización repos sobre acciones de Fabricato e Interbolsa que hoy tienen escaso o ningún valor. Los repos son préstamos sobre acciones. En los casi tres años en que ejerció como liquidador, Argüello, quien ganaba $28 millones al mes, no informó a las víctimas que eran dueñas de ese activo.

La acción de la BMC está inscrita en la bolsa de valores, pero poco se negocia. La BMC estima que cada acción vale $1.007. El paquete de las víctimas de Interbolsa representa entonces más de $14.000 millones. Inicialmente Estupiñán consideró que su remuneración en la BMC era un dato privado.

El Espectador solicitó al ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, información sobre la remuneración de los presidentes de las cuatro entidades financieras oficiales del sector agropecuario: BMC, Banco Agrario, Finagro y Fiduagraria. El ministro Iragorri dio traslado a esas instituciones y ordenó suministrar la información. Todas cumplieron menos la BMC, que se negó.

El presidente del Banco Agrario, Francisco Solano, devenga $17’983.742 al mes, más una prima técnica inferior al 50 % del salario. El presidente de Finagro, Luis Enrique Dussán, gana $31 millones al mes y además le pagan el 80 % de la póliza de medicina prepagada.

El presidente de Fiduagraria, Luis Fernando Cruz, devenga $18 millones mensuales y una prima técnica del 40 %, equivalente a $7’211.337. En cambio, la BMC negó inicialmente el acceso a la remuneración de su presidente, alegando que es una “organización regida por el derecho privado” que no es “entidad ni autoridad pública”.

Francisco Estupiñán ha sido en dos ocasiones persona de confianza del equipo de gobierno de Juan Manuel Santos. En la primera administración Santos fue primero presidente del Banco Agrario y luego ministro de Agricultura de mayo a septiembre de 2013. El hijo de Estupiñán, Nicolás Estupiñán Alvarado, fue viceministro de Transporte en el primer mandato de Santos.

Cuando Juan Manuel Santos fue ministro de Hacienda, Estupiñán actuó como presidente del Banco Granahorrar, una entidad privada que en ese momento había sido oficializada. En el 2002, Santos le fijó a Estupiñán una remuneración básica mensual de $12’201.116 como presidente del Banco Granahorrar, más prestaciones legales.

Estupiñán es un protegido de Juan Camilo Restrepo, también ministro de Agricultura del primer gobierno Santos y cercano al actual presidente. Cuando Restrepo fue ministro de Hacienda en el gobierno de Andrés Pastrana, su viceministro fue Estupiñán, y cuando Restrepo fue ministro de Agricultura en el gobierno Santos, nombró a Estupiñán como presidente del Banco Agrario. Cuando Restrepo renunció al ministerio, Estupiñán lo reemplazó como ministro.

Mientras el presidente de la BMC se gana uno de los mejores sueldos del país, las víctimas de Interbolsa dueñas, tras el descalabro de esa firma, del 25 % de la Bolsa Mercantil, no han recibido ningún beneficio. En todo el año 2014, por asistir a las reuniones de la junta directiva de la BMC, Argüello recibió $19’611.000. Verónica Larrotta, suplente de Argüello y asesora legal de la liquidación de Interbolsa comisionista, recibió $18’823.000 por asistir a las juntas de la BMC el año pasado.

Adicionalmente las 1.026 víctimas reconocidas del Fondo Premium tienen otro 12 % de las acciones en la BMC: Valores Incorporados posee el 4,80 %, Rentafolio Bursátil y Financiero  el 0,96 %, Helados Modernos el 3,89 y Las Tres Palmas el 1,94 %. Estas cuatro empresas fueron intervenidas por Supersociedades y por ley todos sus activos deben ser entregados a los afectados por la defraudación del Fondo Premium, donde se captaron US$174 millones de clientes de Interbolsa. Sumando ese 35 % que pertenece a  las víctimas de los delitos cometidos en Interbolsa con el 12 % de las acciones que tiene el Ministerio de Agricultura, casi la mitad del  capital de la BMC lo controla el Gobierno. Pero ese patrimonio, tres años después de la quiebra de Interbolsa, no ha significado ingreso alguno para quienes perdieron sus ahorros. 

“¿Para qué me mete en ese baile de Interbolsa, no tengo relación con él. Voy a salir lacerado por el  vínculo de Interbolsa”, afirmó  Francisco Estupiñán.