Familia recibe restos de Emiro Sandoval, víctima del holocausto del Palacio de Justicia

En ceremonia privada en la Universidad Externado su familia recibió los despojos mortales del entonces magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia.

Los restos de Emiro Sandoval (izq.) habían ido a parar al Cementerio del Sur de Bogotá. Los de Pedro Elías Serrano no se han identificado aún.

Hace un año la familia de Emiro Sandoval, magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia en 1985 y víctima del Holocausto del Palacio de Justicia se enteró por las autoridades que sus restos finalmente habían sido hallados. Hoy en una ceremonia íntima en la Universidad del Externado, Alexandra Sandoval y a Amelia Mantilla, hija y viuda del magistrado, reciben sus despojos mortales y pueden poner fin a un error de 32 años que dejó incertidumbres y mucho dolor.

Emiro Sandoval tenía 32 años cuando las armas y los excesos se tomaron el Palacio de Justicia el 6 y 7 de 1985. Si bien su familia recibió su cuerpo identificado supuestamente por la corbata que vestía ese día, un estudio genético y antropológico determinó que los restos que reposaban en el cementerio Jardines del Recuerdo no correspondían a los del auxiliar de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

(En contexto: Emiro Sandoval, víctima del holocausto del Palacio, por fin fue hallado)

Para ello Medicina Legal había hecho una exhumación en julio de 2015 y, tras los respectivos exámenes, pudo constatar que en realidad los restos del Sandoval Huertas fueron enterrados como un NN en una fosa común del cementerio del Sur de Bogotá. Esos restos habían sido exhumados en 1998 en el marco de las investigaciones por la toma y recuperación del Palacio y permanecían en una de las 94 cajas con osamentas de víctimas.

Hace un año, cuando se hallaron los restos, Alexandra Sandoval había manifestado su alivio, pero también la conmoción por una demora de más de 30 años. "Que mi papá haya estado desaparecido durante más de 30 años en una fosa común es culpa del gobierno nacional de la época, pero especialmente del tratamiento que se le dio en Medicina Legal. Esto no fue un error. Esto fue un plan pensado para ocultar las pruebas y la verdad de todo lo que sucedió (en la toma y recuperación del Palacio de Justicia)".  

(Le puede interesar: Exhuman cuerpo de magistrado auxiliar muerto durante la toma del Palacio de Justicia)

El director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, reconoció los errores de la época. “Hace 32 años el Instituto cometió errores, el Instituto está consciente de eso y hemos prometido no volver a cometerlos”, expresó. Además, señaló que esa entidad continuará con el compromiso de buscar a los desaparecidos del Palacio. “Aplicaremos toda la ciencia para identificar a los restos que aun nos quedan por identificar. Tenemos el reto de continuar con las exhumaciones que hacen falta de los restos que fueron entregados hace 32 años. Hay más de diez cuerpos pendientes por entregar”, señaló.

El caso de Emiro Sandoval hace parte de una línea de investigación de la Fiscalía General que evidenció que algunas de las víctimas del holocausto, que no se consideraban desparecidas, no estaban enterradas en las que se suponían eran sus víctimas. Ese sería también el caso de del magistrado Pedro Elías Serrano y de la magistrada auxiliar Rosalba Romero de Díaz. En la tumba de Serrano, según los reportes de Medicina Legal de la época, es posible que estén los restos de una mujer. Y en la tumba de Romero, de un hombre.

(En contexto: Los restos extraviados del Palacio de Justicia)

Todo esto sería el resultado de una serie de errores que se cometieron en 1985. Por un lado, que un grupo de militares lavó el Palacio de Justicia, borrando así evidencias claves. El segundo, que Medicina Legal no siguió protocolos rigurosos y entregó restos que los militares habían juntado sin cuidado. Y el tercero, que un juez de instrucción penal militar ordenó inhumar cadáveres en el Cementerio del Sur porque el entonces comandante de la Policía de Bogotá, el general José Luis Vargas, le había advertido que el M-19 planeaba asaltar Medicina Legal y robárselos.

Por ahora, no han podido ser identificados los restos que estaban en la supuesta tumba del magistrado auxiliar Emiro Sandoval, lo que implica que más familias siguen en la incertidumbre de no conocer el paradero real de sus seres queridos.  “A mi mamá y a mí nos tocó esperar poco en comparación con otras familias y esperamos que ellos también reciban lo que hoy nosotras estamos obteniendo", había dicho hace un año Alexandra Sandoval a El Espectador.

752007

2018-04-25T07:07:05-05:00

article

2018-04-25T07:16:18-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

Familia recibe restos de Emiro Sandoval, víctima del holocausto del Palacio de Justicia

88

5196

5284