Frustran tres atentados de Farc en Putumayo

Los ataques iban dirigidos contra la infraestructura petrolera y vial de ese departamento.

Tres atentados que pretendían ejecutar presuntos guerrilleros del Frente 48 del Bloque Sur de las Farc, fueron neutralizadas por tropas de la Sexta División del Ejército, en zona rural del departamento de Putumayo.

De acuerdo con la información oficial, el operativo se desarrolló en la vereda La Rosa, área rural del municipio de Puerto Asís, donde los uniformados, guiados por información de inteligencia militar, localizaron cinco medios de lanzamiento con sus cilindros cargados con 35 kilos de anfo cada uno.

Según el Ejército, los guerrilleros pretendían atentar contra las instalaciones petroleras de esa zona.

“Técnicos antiexplosivos del Batallón de Ingenieros N.27 General Manuel Castro Bayona, destruyeron de forma controlada los artefactos. Con esta acción se evita la afectación a la economía petrolera así como un eventual daño ecológico en la zona”, señalaron fuentes castrenses.

En otro operativo, en la vereda Peneya, de ese mismo municipio, las autoridades reportaron la neutralización de tres cargas explosivas que guerrilleros de las Farc, pretendían activar para derribar el puente ubicado sobre el rio Piñuña y que es la única forma de conectarse con el casco urbano de la población.

“Unos 100 kilos de anfo, al interior de recipientes plásticos que iban conectados por cordón detonante, tenían preparados los criminales, para destruir el puente. La rápida reacción de las tropas que se hallaban cerca permitió que se evitara este cobarde propósito”.

Esta neutralización permitió conservar el único medio de comunicación con el que cuentan los campesinos del sector para movilizarse hacia Puerto Asís.

De igual forma, hasta la vereda Los Loros del Valle del Guamuez, llegaron los técnicos antiexplosivos del Ejército quienes fueron informados acerca de la presencia de dos medios de lanzamiento con sus respectivos artefactos explosivos improvisados, tipo cilindro.

Estos elementos, cada uno con 25 kilos de anfo, iban a ser usados para cometer una acción delictiva y atentar contra la infraestructura petrolera.