Congresista y empresarios encabezarían lista de presuntos “compradores” de fallos

Noticias destacadas de Judicial

Así se lo contó a la Fiscalía la abogada Kelly Andrea Eslava, quien, dice la Fiscalía, estaba involucrada con la venta de fallos en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Ella asegura que tiene la intención de contar quiénes estarían detrás de la empresa criminal que al parecer manejaba junto con el magistrado Carlos Alberto Vargas. Todavía está pendiente que un juez acepte o rechace su principio de oportunidad.

La abogada Kelly Andrea Eslava tiene la intención de entregarle a la justicia una lista de presuntos implicados en la manipulación de fallos judiciales en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Según la Fiscalía, el magistrado Carlos Alberto Vargas Bautista habría sido el artífice de este fraude en el que, además, la abogada habría participado. En noviembre del año pasado, Eslava se declaró inocente de los cuatro cargos que le imputó la Fiscalía, pero a su vez, dijo tener un listado de las personas que habrían ido al despacho de Vargas para torcer los fallos.

(En contexto: Presuntos colaboradores de magistrado en manipulación de fallos se declararon inocentes)

De acuerdo con Noticias Caracol, la lista la encabezan un congresista, funcionarios sobresalientes de la rama judicial y reconocidos empresarios. Se trata de 12 personas que habrían hecho negocios con fallos judiciales, de las cuales la Fiscalía no tenía conocimiento. El fiscal del caso, Daniel Cardona, le dijo a Noticias Caracol que “dando cuenta incluso de bienes de los que la Fiscalía no tenía noticia alguna de que hubiesen sido objeto de estas posibles entregas de coimas por la venta de la justicia (...) Dentro de esta matriz se encuentran funcionarios o personas aforadas”.

No obstante, luego de la audiencia de 8 de noviembre del año pasado, la situación de Eslava quedó en el limbo y el proceso se detuvo. En dos ocasiones, la Fiscalía ha presentado el principio de oportunidad que se pactó con la abogada, pero los jueces han optado por no recibir el proceso hasta no conocer el listado. Y el ente investigador se rehúsa a exponer el listado con el propósito de proteger la investigación, lo que ha ocasionado que el proceso se estanque.

Según con lo que le dijo Francisco Bernate al noticiero, si bien es necesario que en el expediente en contra del magistrado Vargas se compilen pruebas suficientes sobre su responsabilidad, también es importante que se conozca toda la verdad detrás de la compra de fallos judiciales. La solicitud ha sido elevada incluso por el mismo fiscal general, Francisco Barbosa a través de una resolución del 16 de abril de 2020. En esta se revela el modus operandi de estos negocios, los roles de los cómplices, cuánto dinero habría recibido este despacho por torcer los fallos e, incluso, el lenguaje en clave que utilizaban para realizar la operación.

En el principio de oportunidad, Eslava acordó entregar un carro Mercedes Benz y un apartamento ubicado en Mosquera (Cundinamarca) a modo de reparación. La abogada y el magistrado Vergas fueron detenidos en noviembre del año pasado, y ella está procesada por concierto para delinquir, cohecho por dar u ofrecer, falsedad en documento privado y público y acceso abusivo a sistema informático, cargos que negó recién detenida.

Le puede interesar: Envían a la cárcel a integrantes de supuesta red de corrupción de magistrado Vargas Bautista)

Para la Fiscalía, el entramado criminal funcionó entre junio de 2012 hasta mayo de 2017. Durante cinco años, según el ente investigador, Vargas y la abogada Eslava (quienes al parecer eran pareja) se concertaron para garantizar el resultado de los procesos a cambios de millonarias coimas. Hasta el momento, la Fiscalía dice haber comprobado estas actuaciones, por ejemplo, en dos de los fallos realizados por el togado: del Hospital de Ubaté (Cundinamarca)y el del Humedal Jaboque en Bogotá.

Este último es el proceso mayor documentado en el proceso en contra del magistrado Vargas. A contracorriente, el despacho de Vargas habría omitido serias irregularidades y, en su decisión de 2014, reconoció a un particular como dueño de una propiedad al interior del humedal. Así las cosas, de destrabarse el proceso, la abogada Eslava sería la prueba reina que terminaría de esclarecer la responsabilidad de Vargas en el fraude y la vinculación de otros actores en el proceso. Vargas se ha declarado inocente.

Comparte en redes: