Mueren cuatro policías en accidente de helicóptero antinarcóticos

De acuerdo a las primeras versiones de la Policía, la caída de la aeronave se habría presentado por las malas condiciones atmosféricas.

Cortesía

A las 9:30 de la mañana de este domingo, se desplomó un helicóptero de la Policía Antinarcóticos cuando sobrevolaba a cuatro kilómetros del sur de Convención (Norte de Santander). El accidente ocasionó la muerte de sus cuatro tripulantes, todos oficiales de la Policía.

Según información oficial, la aeronave se dirigía hacia San Calixto (Norte de Santander), para, junto a otro helicóptero, contrarrestar un ataque armado en ese municipio, y además, evacuar a un policía herido.

Sin embargo, hacia las 9:30 de la mañana se les dio la orden de regresar a Cúcuta, de donde habían partido, a causa del mal clima. Fue en el giro cuando se perdió contacto con el Huey, el cual estaba piloteado por el capitán José Antonio Ramírez Ayala, oriundo de Socorro (Santander).

 

Junto a él iban la teniente Claudia del Pilar Mejía Varón y los subintendentes David Orjuela Urrego y Eulicer Torres Aguilar, quienes acompañaban como técnicos. Hacia las dos de la tarde, miebros de Policía, de la Defensa Civil y de las Fuerzas Militares, llegaron hasta la zona selvática donde cayó la aeronave y rescataron los cuerpos.

El director de la Policía, general Jorge Hernando Nieto, se trasladó a Cúcuta para atender el episodio, al que califico como una tragedia. “Acompañamos de corazón a sus familias”, expresó Nieto.

¿Quiénes eran los tripulantes?

El helicóptero Huey iba bajo el mando del capitán José Antonio Ramírez Ayala, de 36 años. Ramírez era uno de los pilotos más experimentados en la lucha contra cultivos ilícitos: ya contaba con 9 condecoraciones por su labor en este campo.

Su copiloto, la teniente Claudia del Pilar Mejía Varón, llevaba nueve de sus 28 años en la Policía. La tolimense había trabajado en Meta, y en la Escuela de Aviación Policial.

Por su parte, el subintendente David Gustavo Orjuela Urrego, uno de los técnicos del helicóptero, había pertenecido a la Compañía Aérea Antinarcóticos de Guaymaral y al Escuadrón Móvil Antidisturbios. En 2009 se graduó como tecnólogo en mantenimiento.

Su compañero en las labores técnicas, el subintendente Eulicer Torres Aguilar, tenía su misma edad: 33 años. El santanderano trabajó en la Dijín, en la Policía de Vaupés y en la Compañía Antinarcóticos de Guaymaral.