¿Qué pasó con la investigación sobre la "comunidad del Anillo" en la Policía?

El fiscal general encargado, Jorge Fernando Perdomo aseguró que hasta el momento no se ha certificado la existencia de una red de prostitución homosexual en el interior de la Institución.

En los últimos meses la Fiscalía General inició el estudio de las pruebas documentales y testimoniales en la investigación que se adelanta por la existencia de una red de prostitución homosexual en el interior de la Policía Nacional, conocida mediáticamente como "la Comunidad del Anillo".

En entrevista con BluRadio el jefe del ente investigador aseguró que existe información sobre algunos oficiales de la Policía que habían sido víctimas de acoso sexual "pero no hemos comprobado que se trate de una comunidad o una red de prostitución. Eso no lo podemos decir".

"Sí sabemos que hay algunos casos, un coronel, cuyo nombre no recuerdo, que se habría beneficiado de los favores sexuales de algunos oficiales de la Policía", precisó. Perdomo explicó que el caso es complejo y hasta el momento no se ha establecido judicialmente la existencia de la citada red.

En el desarrollo de la investigación se desprendió una hipótesis sobre una estrategia mediática dirigida a afectar a la Policía mediante la publicación de notas para así generar una presión y generar cambios en los altos mandos de la Institución.

"Nosotros creemos, esa es una de las hipótesis, que aquí hubo un manejo irregular para afectar a la Institución y no descartamos, para generar la sucesión al interior de la policía o para desestabilizar la Institución", explicó el Fiscal General al señalar que se continúa con la recolección de pruebas.

‘Chuzadas’ a periodistas

Justo cuando salió el escándalo de “La Comunidad” la entonces directora de La F.M Vicky Dávila denunció la existencia de seguimientos e interceptaciones ilegales en su contra y el equipo periodístico que adelantaba las investigaciones frente a este caso y otros hechos de corrupción en la Policía Nacional.

Inmediatamente el fiscal General, Eduardo Montealegre anunció la apertura de una investigación formal. Los dedos acusatorios se dirigieron directamente en contra del director de la Institución, general Rodolfo Palomino y otros altos oficiales que se habrían visto afectados con los informes periodísticos.

Dávila y su equipo denunciaron la existencia de una información sobre los seguimientos que se estaban adelantando en su contra.  Pese a la recolección de elementos materiales probatorios todavía no se ha establecido la existencia de estos hechos, sin embargo se siguen recolectando pruebas.

“Pero lo que tampoco hoy podemos afirmar con vehemencia es que haya habido ‘chuzadas’ a periodistas. Eso todavía la Fiscalía no lo ha determinado, pero por supuesto es algo que no descartamos, porque es algo que el periodismo y la periodista Vicky Dávila ha denunciado”, precisó Perdomo.

En la entrevista radial el Fiscal General aseguró que se busca establecer si existió un complot mediante la filtración de información que habría sido utilizada al interior de la discusión para afectar y desestabilizar a la Policía Nacional y a sus máximos oficiales.

“El hecho mismo de que se mandaron unos mensajes a la periodista Vicky Dávila, unos correos electrónicos donde se le ponían en conocimiento situaciones que no podrían ser de conocimiento público”, explicó Perdomo. “Aquí ha habido muchas cosas que han querido juntar y mezclar”. 

Noticia en desarrollo...