Sepúlveda espiaba a militares de siete países latinoamericanos

El ‘hácker’ tenía un computador en el que guardaba información confidencial de Venezuela y Ecuador, entre otras naciones.

En su declaración a la Fiscalía Rafael Revert aseguró que Andrés Sepúlveda no solo extraía ilegalmente información de inteligencia de militares colombianos, sino también de instituciones de Venezuela, Ecuador, Argentina, Nicaragua, Perú y Cuba. En un computador que le habría entregado a Sepúlveda el ecuatoriano Daniel Barragán, experto en seguridad informática y antiguo empleado del ‘hacker’, reposaban documentos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional de Venezuela (SEBIN), el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador (COMACO), la Fuerza Área Argentina y la Fuerza Área del Perú, además de documentos confidenciales de Nicaragua y Cuba.

La información que se encontraba almacenada en ese computador era tan delicada que, según Revert, “cuando él (Sepúlveda) tenía el acceso, una vez lo puso y automáticamente yo se lo cambié para que ese computador nunca se llegase a tocar (…) por eso ese Asus apenas adquirí el password lo que hice fue cambiarlo todo y ponerle cinco o seis password para que a Andrés se le dificultase el acceso y la venta de ese tipo de información. Y siempre alardeaba de tenerlo ahí, pero lo tenía parado. Siempre (decía): ‘yo tengo información para poner en guerra seis países’”.

Preguntado por la Fiscalía sobre “¿esos documentos de inteligencia qué eran?”, Revert respondió: “seguimientos, operaciones que ellos habían hecho, sistemas de misiles. También vi unos documentos de implantación de bases nucleares en Venezuela ayudadas por israelitas; los israelitas que también están por Bolivia, que están ayudándose todos en esos países de izquierda. En el COMACO había operaciones contra el narcotráfico (…) ventas también de armas a las Farc; (en) la parte norte de Ecuador con la parte sur de Colombia, que estaban ahí pasándose armas y cosas así”.

Revert aseguró, además, que en ese computador “había bases de desmovilizados (de las Farc) del 2008, del 2010, del 2013 (…) bases de datos de las Farc, de la Dipol, órdenes de batalla. Había también documentos de inteligencia de la Dipol, documentos de inteligencia de diferentes fuerzas (…) documentos que había comprado a las fuerzas públicas.”

Según Revert, Sepúlveda publicaba parte de esa información en la página web Diálogos a Voces, que había creado para generar opiniones negativas sobre las conversaciones que adelantan en La Habana las delegaciones de las Farc y el Gobierno colombiano. Otra de las razones que habría tenido para espiar a esos países serían las jugosas ganancias que le reportaría la venta de los documentos en el mercado negro de la información. “O sea, si ese computador sale público, se lo van a comer no solamente ustedes, sino otros países.” 

493635

2014-05-21T06:20:50-05:00

article

2014-05-21T06:46:35-05:00

ee-admin

none

Alianza informativa El Espectador y Blu Radio

Judicial

Sepúlveda espiaba a militares de siete países latinoamericanos

64

2819

2883

Temas relacionados