Un policía echó gas paralizante en la boca del periodista Juan José Hoyos: CPB

El comunicador salía de dictar una clase en la Universidad del Norte de Barranquilla cuando, presuntamente, un agente de policía lo roció con el químico. Hoyos logró huir y tuvo que permanecer hospitalizado una semana.

Al parecer, el policía buscaba reprender a Hoyos por una investigación periodística “que adelantan estudiantes guiados por el mismo docente”. Hans Vargas

El Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB) denunció que el pasado sábado 13 de abril un agente de policía en Barranquilla habría rociado con gas paralizante al periodista Juan José Hoyos, galardonado en 2017 con el reconocimiento a la Vida y Obra del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar. Al parecer, el uniformado estaría tomando represalias por una investigación de estudiantes de la Universidad del Norte que guía Hoyos en la clase de posgrado que dicta en la institución. 

(En contexto: Juan José Hoyos: el periodista y el literato)

“En presencia de celadores y diversas personas que estaban en el lugar”, dice el CPB, y en hechos que todavía no se han esclarecido de fondo, el periodista habría sido abordado por un uniformado que se encontraba afuera del plantel. El agente, “ultrajó al comunicador, al parecer azuzado por el director de seguridad de la universidad, lo atacó con gas paralizante dentro de la boca e intentó asesinarlo”, asegura la asociación en una carta que le hizo llegar al general Óscar Atehortúa, director de la Policía Nacional. 

Después del ataque, que narró el propio Hoyos al CPB, otra agente de policía, compañera del supuesto atacante, “le llamó la atención sobre el peligro de su proceder para recibir una medalla en ceremonia cercana por sus servicios a favor de los derechos humanos”. Este momento de distracción lo aprovechó el periodista para huir en un bus que pasaba por el lugar. 

(Le puede interesar: Asaltan el casa del periodista Juan José Hoyos en Medellín)

Hoyos se bajó del transporte público como pudo y tomó un taxi. El conductor, al ver su estado de confusión lo dejó en el CAI de Policía más cercano y allí “lo rescataron otros profesores colegas suyos de la universidad, que lo llevaron al aeropuerto para evitar que perdiera el vuelo programado para esa tarde”, en el que regresaría a Medellín, donde vive. Sin embargo, Hoyos quedó inconsciente y sus compañeros decidieron llevarlo a un centro asistencial, donde estuvo hospitalizado por una semana. 

En otra carta que le envió el CPB al rector de la Universidad del Norte, se asegura que el agente que habría agredido al periodista actuó “azuzado presuntamente por el jefe de seguridad del mismo claustro”. Al parecer, los hombres actuaron buscando reprender a Hoyos por una investigación periodística “que adelantan estudiantes guiados por el mismo docente”. 

(Lea también: Juan José Hoyos: “Ídolos de cartón desvían la información)

En ambas cartas y a través de un comunicado de prensa el CPB repudió lo sucedido y pidió celeridad a las autoridades en las investigaciones pertinentes. “Sobra recordar que las fuerzas del orden son pagadas con los impuestos de los ciudadanos para defenderlos, no para atropellarlos y, si alguno actúa en forma indebida, debe ser conducido ante la autoridad competente, no golpeado ni asaltado en su integridad”, asegura la misiva enviada al general Atehortúa. 

En junio del año pasado Hoyos fue víctima de otra agresión. Según denunció en su momento la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) la vivienda del periodista fue asaltada por sujetos desconocidos. Ese día el periodista llegó a su casa y, al revisar sus objetos personales, observó que le habían hurtado su computador, un disco duro y dos cámaras, una de video y otra fotográfica.