¿Por qué se conmemora la Semana del Detenido Desaparecido?

hace 1 hora

A Vicky Dávila la querían involucrar en caso de enriquecimiento ilícito

Tenían datos sobre sus cuentas, que resultaron verídicos. No hay claridad sobre origen del asedio, pero vehículos que seguían a la periodista están adscritos a la Policía, blanco de sus más recientes investigaciones. Entrevista.

“Es un ataque a la libertad de expresión”, dijo la periodista Vicky Dávila, ante los presuntos seguimientos. / Cortesía

Mientras desde la Policía Nacional se niega con vehemencia que la institución esté vinculada en algún tipo de actividades ilícitas en contra de miembros de la prensa en el país, el escándalo por los seguimientos contra un grupo de periodistas sigue creciendo y comienza a tomar niveles preocupantes. Se trata de una denuncia pública de la directora de La F.M., Vicky Dávila, y la columnista de este diario y periodista de La Luciérnaga Claudia Morales, quienes habrían sido víctimas de seguimientos y chuzadas telefónicas, al parecer provenientes de algún sector de la Fuerza Pública.

Las generalidades del tema fueron ventiladas a comienzos de esta semana por las mismas periodistas, quienes señalaron que se enteraron a través de mensajes electrónicos de alguien que se hacía llamar como un policía “arrepentido”. No obstante, el caso va mucho más allá de un correo electrónico (fueron más de 100, en el caso de Dávila) y devela que hasta había un interés por enlodar la imagen de las comunicadoras. El Espectador habló sobre el tema con la directora de La F.M. y sus revelaciones son preocupantes.

En las denuncias que usted hace habla de correos que recibió de alguien que se presenta como el "arrepentido" que es quien le advierte sobre los seguimientos en su contra. ¿Cuántos correos recibió de él?

Me crucé con él más de 100 correos. Nos avisaba que había carros que nos estaban siguiendo y que merodeaban por las instalaciones de la emisora. Nos entregó información muy puntual con las placas de esos vehículos.

¿Y las autoridades ya tienen esa información? ¿De verdad están adscritos a la Policía?


Sí, esas placas fueron cotejadas por la Fiscalía y evidentemente sí son carros que pertenecen o están relacionados con la Policía.

¿Ante quién instauró la denuncia cuando conoció de los seguimientos y chuzadas?

Yo busqué al Fiscal General pero no se encontraba y hablé entonces con el vicefiscal, Jorge Perdomo. Claudia Morales acudió a la Policía.

Pero esas gestiones se filtraron, porque ambas recibieron correos en los que el "arrepentido" les decía que no debieron haber denunciado y que habían confiado en las personas equivocadas.

Él me escribió incluso antes de que yo hablara con la Fiscalía y me dijo que en la Policía ya sabían que yo tenía conocimiento de los seguimientos. Claudia mandó la comunicación a la policía el lunes y al día siguiente el anónimo me escribió diciéndome eso, que ellos ya sabían de la denuncia. Los correos más graves me llegaron ese martes.

¿Qué sensación le deja el saber que incluso antes de que se hiciera la denuncia formal al interior de la institución ya tenían conocimiento de todo?

Eso lo deja a uno muy preocupado e impactado. Esto no debería ocurrir porque nosotros simplemente estamos cumpliendo como periodistas con una labor en la sociedad. El fiscal Eduardo Montealegre dio en el punto cuando dijo que era un ataque a la libertad de expresión. Hoy soy yo, mis periodistas, Claudia Morales, mi familia, pero mañana puede ser cualquiera. Por eso esto no se puede tolerar. Los periodistas en este país han sufrido mucho por cuenta de la violencia, del narcotráfico, la guerrilla, los actores armados ilegales, y es increíble que ahora también sea por cuenta de agentes del Estado.

El anónimo también habla de una campaña que estarían montando en su contra para desprestigiarla ¿a qué se refiere puntualmente?

Que estaban rastreando mis cuentas para tratar de involucrarme en enriquecimiento ilícito. Y tenían datos verídicos sobre mis cuentas y otras cosas.

¿Cuál es la situación de los otros periodistas de la FM involucrados en el caso?


Jairo Lozano dice que lo están siguiendo. Entregó las placas de un carro y cuando fue cotejado resultó ser de la Policía. A los otros les han interceptado llamadas.

Entonces parecería claro que detrás de todo sí está la Policía...

Yo no puedo señalar a nadie directamente, mal haría yo. Simplemente quiero decir que los seguimientos y las chuzadas son reales y están verificados. Ellos tienen información de mi agenda, llamadas que hago, y mensajes que me crucé con varias personas. Pero quién está detrás de todo esto, no los sabemos. La hipótesis de la Fiscalía es que podría estar relacionado con las denuncias que hicimos en la FM sobre algunos escándalos de corrupción al interior de la Policía.

¿Y hasta qué punto han llegado esas denuncias sobre corrupción?


Tras la primera denuncia que hicimos se abrió investigación en la Fiscalía al general Rodolfo Palomino y hay una investigación en la Procuraduría, todo en preliminar. Sobre las denuncias en torno al caso conocido como el de la 'Comunidad del anillo' fue llamado por primera vez un alto oficial retirado: el coronel (r) Jerson Jair Castellanos Soto, exjefe de seguridad del Congreso.

¿En algún momento los altos mandos de la Policía le hicieron saber que había molestia por estas denuncias?

Nosotros tenemos fuentes en la Policía, como todos los periodistas, y nuestras fuentes sí nos dijeron que había molestia.

¿Se abstuvieron en algún momento de publicar más información relevante sobre estos escándalos de corrupción?

En ningún momento. Hemos entregado toda la información disponible sobre esos casos, ese es nuestro trabajo.

¿Hasta dónde cree que va a llegar este caso de seguimientos?


A uno le gustaría que finalmente descartaran que se trata de la Policía, ese es el escenario ideal. Aquí todavía no se ha confirmado nada pero hay muchas coincidencias. En los anónimos la persona que se presenta como el policía arrepentido nos entrega información clave sobre documentos que nosotros tenemos y con los que hemos alimentado nuestras investigaciones.

¿Había sido blanco de seguimientos e interceptaciones antes, por otros motivos?

Hay datos que demuestran que a mí en el 2014 me estaban siguiendo y que después de estas denuncias sobre corrupción que hicimos se intensificaron esos seguimientos. Pero esto es lo más cercano que he vivido en ese aspecto. Las pruebas son impresionantes y muy exactas.

¿Van a seguir investigando?

Esto que está sucediendo impacta nuestras vidas, pero bajo ninguna circunstancia afecta nuestra labor como periodistas. Seguimos firmes en el trabajo porque nosotros no hacemos cálculos, simplemente hemos averiguado e indagado sobre las denuncias que han llegado desde la misma Policía.

Yo estoy muy agradecida con el Fiscal, con todo el equipo de trabajo y con los colegas que se han ocupado de este caso. Esto no es una cosa contra la FM, contra Claudia Morales o contra Vicky Dávila y su familia, esto es contra el periodismo en Colombia y no debería estar ocurriendo. No puede ser que quien haga el ejercicio del periodismo sea vigilado, seguido y víctima de estrategias de campaña negra, menos en un país en el que se está en un proceso de consecución de la paz. Yo creo que la paz no es solamente firmar con la guerrilla, la paz es dejar que cada quien cumpla su función en la sociedad sin miedo, amenazas ni intimidaciones. 

603761

2015-12-05T12:06:46-05:00

article

2015-12-05T12:06:46-05:00

none

Redacción Política

Judicial

A Vicky Dávila la querían involucrar en caso de enriquecimiento ilícito

74

7677

7751