Víctima de violencia intrafamiliar que intentó suicidarse fue rescatada del mar

Noticias destacadas de Noticias

En la madrugada de este sábado pescadores encontraron a Angélica Gaitán mientras flotaba en el mar, a varios kilómetros de la playa de Puerto Colombia, Atlántico.

Flotando en medio del mar, así fue como pescadores encontraron a Angélica Gaitán en la madrugada de este sábado 25 de septiembre. Ese era el intento de la mujer, de 46 años, de acabar con su vida, de terminar con un largo viacrucis del que no encontraba salida. Los golpes y malos tratos que recibió durante años por parte de su expareja sentimental, poco a poco, acabaron con sus ganas de vivir.

Desde muy temprano se conoció que una mujer había sido encontrada a tres kilómetros de la orilla de las playas de Puerto Colombia (Atlántico). Los pescadores narraron que cuando echaron sus redes al agua se percataron de que había un cuerpo flotando sobre el agua y, al notar que se trataba de una mujer que estaba con vida, empezaron las maniobras para ayudarla.

“A medida que nos íbamos acercando vemos que el cuerpo levanta una mano y nos apresuramos a rescatarlo. Cuando estamos más cerca vemos que es una mujer. Le lanzamos un salvavidas, mientras nos acercábamos a ella”, le contó a El Heraldo Rolando Visbal, uno de los pescadores. Al llegar a tierra, Angélica Gaitán fue remitida de inmediato al un centro asistencial del municipio.

Autoridades locales informaron que cuando Gaitán llegó al puesto de salud no hablaba y estaba como en shock. Por su parte, el médico Bernardo Howard le dijo a dicho medio que “al parecer, la señora se estaba divorciando del marido quien la abandonó acá hace unos meses. Ella está sola y fue acogida en un hogar de paso. Ayer (viernes) la mujer conoció que la habían desvinculado de la EPS y el hogar de paso le anunció que no la iban a atender más y la sacaron del lugar”.

Y tenía razón. En entrevista con RCN Radio, la mujer narró que, durante 20 años, fue víctima de maltrato intrafamiliar por parte de su pareja. “Los maltratos comenzaron en el primer embarazo, me golpeaba, abusaba violentamente de mí. En el segundo embarazo seguían los maltratos y no me pude alejar de él porque las niñas estaban pequeñas. Muchas veces denunciaba pero la Policía se lo llevaba 24 horas y cuando estaba en la casa de nuevo, volvían las agresiones”, contó.

Estas conductas fueron sistemáticas hasta el año 2018 cuando, según su testimonio, su compañero sentimental le rompió la cara y trató de matarla. Ella logró escapar, pero sin tener a dónde ir estuvo deambulando por las calles de Barranquilla durante casi seis meses. Luego, fue a buscar ayuda a una oficina de la mujer y allí le ofrecieron un hogar de paso. Sin embargo, señaló que este viernes (25 de septiembre) le informaron que la medida de protección que la cobijaba se había acabado porque su agresor ya no estaba en la ciudad. La Policía la sacó del lugar.

"Yo no quería seguir con mi vida. Una señora me prestó para los pasajes y cogí un bus directo al mar. Yo quería acabar con todo, no tenía ayuda de nada, ni de mi familia, porque este hombre me tenía alejada de mi circulo social, por eso no quería seguir viviendo. Estando en la orilla del mar, me encontré con la soledad y decidí lanzarme al mar, dejé que me llevara y esperar que pronto acabara esta pesadilla”, narró.

Aseguró que su mente se quedó en blanco mientras navegaba a la deriva y así permaneció durante las ocho horas que estuvo en el mar, deseando que fueran las últimas. Sin embargo, se topó con los pescadores que, ahora, ve como salvavidas divinos que fueron enviados a su rescate. “El señor que me rescató en la mitad del mar me dijo que estaba inconsciente, flotando. Gracias a Dios estaba viva, y me lanzó un salvavidas. Me trajeron a un centro asistencial donde me encuentro recibiendo la atención necesaria”, dijo Gaitán a la cadena radial.

La mujer confirmó que su familia en Bogotá, de donde es oriunda, se puso en contacto con ella y le ofreció ayuda para que regrese a la capital y permanezca con ellos. “Volví a nacer, gracias a Dios (...), ahora estoy muy agradecida porque Dios me dio una nueva oportunidad para seguir adelante”, concluyó la mujer quien ahora siente que está frente a un nuevo comienzo, uno, quizá, más justo y digno.

El Ministerio de Salud ha dispuesto varios canales de comunicación en diferentes departamentos del país para que los ciudadanos que requiera atención en salud mental soliciten ayuda. Aquí puede consultar el directorio. Asimismo, ha dispuesto la línea nacional 155 dispuesta para atender a las mujeres que sean víctimas de violencia.

Comparte en redes: