Comenzó el espectáculo: el gran desove anual en la Gran Barrera de Coral de Australia

Se trata de uno de los fenómenos más hermosos de la naturaleza. Ocurre una vez al año después de una luna llena y con la temperatura del agua a 27 o 28 grados Celsius.

Foto tomada el 16 de noviembre de 2019 por Calypso Reef Imagery muestra parte del desove anual de coral en la Base Marina Sunlover, Moore Reef en la Gran Barrera de Coral. AFP

Una vez al año, la Gran Barrera de Coral de Australia vive una actividad frenética: el masivo desove y liberalización de esperma sincronizados para aumentar las posibilidades de fertilización.

El de este año acaba de empezar este domingo y promete ser el mayor de los últimos años, una excelente noticia para el amenazado ecosistema, anunció este domingo un biólogo marino.

"Hay tres veces más de huevos y esperma que el año pasado, cuando los corales desovaron durante cuatro noches después de la luna llena", dice el biológo Pablo Cogollos.

El del año pasado había sido el mayor desove de los últimos cinco años, explica este biólogo de la agencia turística Cairns Sunlover Reef Cruises.

Este curioso fenómeno, que algunos lo comparan con el lanzamiento de fuegos artificiales submarinos o una tormenta de nieve, ocurre una vez al año. Pero se tienen que dar dos condiciones: después de la luna llena y con la temperatura del agua a 27 o 28 grados Celsius.

Los corales blandos son los primeros en desovar; después lo hacen los corales duros en un proceso que suele durar entre 48 y 72 horas. (Imagen del desove de corales 2019 en Australia, AFP). 

El aumento de las temperaturas por el cambio climático han matado enormes superficies de corales a lo largo de los 2.300 km de arrecifes -el mayor del mundo-, dejando detrás esqueletos en un proceso conocido como blanqueamiento o decoloración de corales.

La más afectada por el blanqueamiento ha sido la parte norte de este gigantesco arrecife, en particular en 2016 y 2017, lo que hace temer que el daño pueda ser irreparable.

Los científicos iniciaron el año pasado un proyecto para recolectar huevos de coral y esperma durante el desove a fin de cultivar larvas y utilizarlas en la regeneración de las áreas más dañadas.

Científicos de diversos grupos trabajan intensamente para tratar de contribuir a un repoblamiento de corales afectados por el cambio climático. Por ejemplo, el profesor Matthew Dunbabin del Instituto de Entornos Futuros,  ha experimentado con un robot semiautónomo, LarvalBot, para ayudar a entregar pequeñas larvas de coral bebé a arrecifes específicos que han sido previamente detetados como vulnerables. 

891503

2019-11-17T10:21:55-05:00

article

2019-11-17T10:22:38-05:00

pablocorreatorres_94

none

Redacción Vivir - AFP

Medio Ambiente

Comenzó el espectáculo: el gran desove anual en la Gran Barrera de Coral de Australia

87

3690

3777