Crean el primer atlas de mamíferos vivos y extintos por los humanos

Investigadores de las universidades de Aarhus (Dinamarca) y de Gotemburgo (Suecia), recopilaron datos para conectar a unas seis mil especies. El estudio, dicen, será útil para predecir de qué manera puede afectar el cambio climático a algunos animales.

Pixnio

Aunque los intentos por construir un atlas que reúna todas las especies de los mamíferos han sido diversos, investigadores de las universidades de Aarhus (Dinamarca) y de Gotemburgo (Suecia) acaban de presentar una pieza que intenta ir un poco más allá. Además de agrupar a los animales vivos, incluyeron un grupo que antes había estado ausente: los mamíferos extintos recientemente. (Lea Las dos nuevas especies de avispas que identificaron investigadores colombianos)

El trabajo, publicado en la revista Ecology, intentó conectar unas seis mil especies. Para hacerlo construyeron durante meses una robusta base de datos. Se basaron en viejas investigaciones y en registros guardados en diferentes museos. Así, poco a poco, llenaron los vacíos de los animales que no hacían parte de su muestra. (Tortuga en peligro de extinción muere atrapada en basura)

Luego, saltándonos muchos detalles técnicos, para agregar las especies extintas al árbol genealógico de los mamíferos, los investigadores analizaron las evidencias de ADN y los datos que arrojaron excavaciones de fósiles en todo el mundo. Un poderoso algoritmo les ayudó a organizar la información y a ubicar en los rangos a las especies que no estaban en sus cuentas.

En palabras de Soren Faurby, biólogo de la Universidad de Gotemburgo y autor principal del estudio, “esta es la primera vez que hemos podido incluir de manera exhaustiva en una base de datos tan grande especies extintas, como el tigre de Tasmania o el mamut lanudo, así como las pérdidas de rango regional inducidas por humanos en las especies existentes. Realmente está cambiando nuestras creencias sobre lo que es ‘natural’ o no”, dijo a la agencia Europa Press.

La investigación, advierte, también es clave para predecir de qué manera puede afectar el cambio climático a las especies. ¿La razón? A los ojos de Faurby, para averiguar como este fenómeno perjudicará a animales específicos hay que identificar los rangos naturales de las especies que, por la presencia humana, se han ido reduciendo paulatinamente.

Faurby se lo explicó con este ejemplo al diario ABC de España: “Los osos pardos pueden ser emblemáticos de Alaska o Rusia, pero su rango solía extenderse desde México hasta el norte de África antes de la caza generalizada practicada por los humanos. Si queremos predecir cómo un clima cálido afectará a estos osos, no podemos excluir estas áreas naturales de su rango”.

805443

2018-08-10T17:02:42-05:00

article

2018-08-10T17:02:42-05:00

ssilva_250624

none

-Redacción Medio Ambiente

Medio Ambiente

Crean el primer atlas de mamíferos vivos y extintos por los humanos

68

2917

2985