Incendios Pantanal: voluntarios, al rescate de animales y focos de calor alcanzan nivel récord

Noticias destacadas de Medio Ambiente

Según el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), se registró en los primeros 16 días de septiembre 5.603 focos de calor y los incendios ya destruyeron el 22 % de su área. Mientras se quema el mayor humedal del mundo, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, insistió que su país es el que más preserva el medioambiente.

Pilotando de pie una lancha rápida y escaneando el horizonte con la mirada, Eduarda Fernandes recorre el río Piquiri, en el Pantanal brasileño, en busca de jaguares heridos por el fuego. El tiempo para salvar a las especies se agota ante la rápida propagación de las llamas. Según datos del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), en el mayor humedal del mundo se registró en los primeros 16 días de septiembre 5.603 focos de calor, superando los 5.498 incendios registrados en los 30 días de septiembre de 2007, récord para este mes. (Lea: ¿Por qué es tan importante el Pantanal, el humedal tropical más grande del mundo que se quema?)

Desde que los incendios llegaron al Parque Encontro das Aguas, el mayor santuario que hay en América Latina de este felino, ‘Duda’ se dedica a rescatarlos y curarlos, junto a un equipo de veterinarios y biólogos que acuden a los lugares donde se les señala su presencia. “Nuestro objetivo es reducir al máximo el impacto del fuego, dejándoles agua y comida o patrullando el río para rescatar animales heridos”, explica esta guía de tan solo 20 años.

En esta reserva hay unos 150 ejemplares identificados y durante la temporada seca es muy fácil verlos en los barrancos o los bancos de arena a orilla de los ríos. Pero con el fuego, muchos han desaparecido, y se ignora si están heridos, si migraron hacia otro lugar o si murieron. Las llamas ya han destruido 23.500 kilómetros cuadrados de vegetación, de los 250.000 kilómetros cuadrados de extensión en el Pantanal. Los grupos ambientalistas informan que casi el 22 % del humedal ya se quemó.

El Grupo de Rescate de Animales en Desastres (GRAD), otro de los grupos de voluntarios, recorre la Transpantaneira, una polvorienta ruta de tierra batida de 150 km que conecta Porto Jofre y Poconé. Su objetivo es depositar en 70 puntos geolocalizados agua y frutas para los animales que han perdido su fuente de nutrición por las fuegos y la sequía. Además de rescatar a las especies que encuentran heridas.

Este grupo es un equipo especializado en atención a la fauna durante grandes catástrofes. Con la experiencia de los deslizamientos de tierra en Nova Friburgo, en 2011, y cuando se rompieron los diques de residuos mineros de Mariana, en 2015, y Brumadinho, en 2019, fueron llamados para intervenir en el Pantanal. “El incendio en sí es un gran problema; pero el después, el hambre y la sed que los animales van a sufrir, es otro problema”, explica Enderson Barreto, estudiante de veterinaria e integrante de la brigada, financiada con recursos propios y donaciones. (Puede ver: Fauna silvestre, la más afectada por incendios en el humedal más grande del planeta)

Todos los integrantes del equipo usan guantes gruesos y protectores rígidos hasta la rodilla para evitar la mordida de serpientes venenosas, comunes en la región. Otro de los problemas son los animales atropellados. Luciana Guimaraes, veterinaria, rescató a un pequeño mono aullador que fue atropellado al atravesar la pista. “Probablemente va a aumentar el número de animales atropellados, porque están desesperados buscando agua y alimento”, añade.

El Pantanal representa cerca del 3% de los humedales de todo el mundo y ha sido uno de los menos alterados. El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), sede Brasil, explicó que cerca del 62% de este ecosistema se encuentra en los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul (en Brasil); un 20% en Paraguay; y en el Chacho (en Bolivia) está el 18% restante.

Es el hábitat de 656 especies de aves, 159 de mamíferos, 325 especies de peces, 98 de reptiles, 53 de anfibios y más de 3.500 de plantas. De hecho, es el hogar de la mayor concentración de cocodrilos del mundo, con unos 10 millones de caimanes; y una de las densidades más altas de jaguares, el felino más grande de América. (Lea también: Brasil, en estado de calamidad por incendios en el humedal más grande del planeta)

Bolsonaro dice que Brasil es el país que más preserva el ambiente

Pese a que los incendios tienen en peligro al mayor humedal del mundo y en la Amazonía los datos de deforestación son alarmante, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, insiste en que su país es el que más preserva el medio ambiente. “Brasil es el país que más preserva el medioambiente. Aproximadamente un 85 % de nuestra energía consumida en Brasil es energía limpia”, señaló el mandatario en una transmisión.

Además, añadió que Brasil va en buen camino debido a la manera como preserva su medioambiente y ecosistemas. Las declaraciones del mandatario no cayeron bien. Gobiernos de diferentes países, organizaciones ecologistas y hasta empresas brasileñas rechazaron la política ambiental de Bolsonaro, acusado de incentivar la deforestación con su retórica antiambientalista y con la reducción de recursos para el sector y flexibilizó la fiscalización. (Lea también: Hay un alarmante aumento de incendios forestales en el mundo: WWF)

Pese a la oposición, Bolsonaro reafirmó que Brasil se ha convertido en el centro de las atenciones del mundo por su alta competitividad en el sector agropecuario. “Lógicamente es potenciado lo que sucede aquí en Brasil de forma negativa porque nosotros competimos con los productos del campo, que es el motor del paísl”, añadió en la transmisión.

Comparte en redes: