Presentan campaña de comunicación contra la trata de personas

<p>El Gobierno y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) presentaron una campaña de comunicación para contrarrestar la actividad de las redes de trata de personas, en las que caen a diario de dos a diez nacionales.</p>

La iniciativa fue activada en una de las oficinas de expedición de pasaportes del ministerio de Relaciones Exteriores, cuyas dependencias de gestiones con fines de emigración atienden a unos 700.000 usuarios al año.

En todas ellas se instalaron pantallas de televisión y discos de vídeo digital para la difusión de mensajes informativos sobre el problema de la trata de personas y otros crímenes trasnacionales.

La campaña se corresponde con la primera fase de la llamada "Estrategia de comunicación para la prevención de la trata de personas".

Es un llamamiento a interiorizar que el delito de trata de personas es considerado el tercero más lucrativo del mundo, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Fernando Araújo, en la presentación de la iniciativa.

Araújo advirtió que esta actividad criminal incluye la explotación sexual o laboral, la mendicidad ajena, el tráfico de órganos, las prácticas análogas a la esclavitud y el matrimonio servil.

En estas redes caen a diario de dos a diez colombianos, según cálculos del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) , entidad responsable de los servicios de inteligencia estatal, que comprenden también los asuntos de inmigración y emigración.

Colombia es considerado como el tercer país del mundo más afectado por la trata de personas, después de Brasil y República Dominicana.

Araújo informó de que "en lo corrido de 2008, hemos atendido decenas de denuncias en los consulados de Colombia en el mundo, así como también la repatriación de medio centenar de víctimas en los últimos tres años, provenientes de países y regiones tan diversas como Hong Kong, Japón, Centroamérica y el Caribe".

En Colombia se han desarrollado protocolos de atención y cooperación para la asistencia de casos en conjunto con las autoridades correspondientes de otros países, como vía para "estrechar aún más los lazos en la lucha contra este flagelo", añadió el canciller.

"Somos conscientes de la necesidad de contribuir en la erradicación de este delito, y estamos participando activamente en programas de información y prevención, para que cada día menos colombianos sean víctimas de este flagelo", dijo Araújo.

Además de la UNODC, las actividades de Colombia contra la trata de personas cuentan con la ayuda de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Temas relacionados