Con plantón pedirán este viernes justicia para el caso de Jasmín en Cartagena

La joven de 24 años permanece en un coma inducido en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica San José de Torices. Cartageneros se reunirán a las 3:30p.m. en la Torre del Reloj para que los responsables de la agresión sean detenidos.

Archivo particular

Cinco días lleva Jasmín Álvarez Romero luchando por vivir, se aferra con fuerza  a esta vida, a pesar de que alguien hizo todo lo posible para matarla en la madrugada del sábado en Cartagena. Ese día se despidió de sus amigos del colegio en la discoteca Green Moon, en esos encuentros con los incondicionales de la infancia, y abordó un taxi hacia su casa en Crespo. Pero nunca llegó. Un compañero se aprendió las placas y ubicaron a la dueña del carro, quien asegura que el vehículo no estaba trabajando ese día. El taxista la desmintió y dijo que dejó a Jasmín frente a un CAI, a cuatro cuadras de su casa. El vehículo está detenido, las investigaciones siguen, las cámaras darán la razón, las preguntas crecen. (Lea aquí: El caso de Jazmín Álvarez que conmociona a Cartagena)

Su familia no dejó de buscarla, y armó grupos de búsqueda en motos y automóviles para hallarla. El domingo en la mañana unos motociclistas acabaron con la angustia, y visualizaron unos zapatos debajo de unas láminas de draibol a las afueras de la ciudad en el Anillo Vial. Era ella, inconsciente, y con aproximadamente una hora restante de vida, como vaticinaron después los médicos.

“Dios no quiso que ella se fuera. Un médico cercano a la familia pasaba por el sitio en ese momento, la examinó, se dio cuenta que tenía signos vitales y en dos minutos llegó la ambulancia”, le dijo a El Espectador Javier Méndez Silva, tío de Jasmín, quien está en un coma inducido en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica San José de Torices.

“Su estado actual es delicado pero ayer nos dieron un reporte un poco menos desalentador: el edema cerebral ya ha disminuido por lo menos en un 90%. A ella la encontramos a punto de morir, edematizada impresionantemente y politraumatizada, el animal que la atacó la dejó tirada al lado de una zanja de la carretera como si estuviera muerta, pensamos que él la daba por muerta”, cuenta el familia. Según la Policía, a la joven trataron de estrangularla y también presenta quemaduras. El dictamen de Medicina Legal establecerá si también fue víctima de abuso sexual.

Solo dos personas pueden ingresar al centro médico para acompañarla, pero decenas de amigos y seres queridos se congregan a la salida para darle aliento al estudiante de salud ocupacional. “Jasmín presenta signos de violencia contra ella pero también con signos de que luchó hasta la saciedad por defenderse de los atarbanes que la atacaron”, agrega Méndez.

Este viernes, amigos, conocidos, familiares y desconocidos se congregarán a las 3:30p.m. en un plantón que llenará de flores la Torre del Reloj para exigir justicia en este caso.

Rubiela Valderrama, de la Mesa del Movimiento Social de Mujeres en Cartagena y una de las organizadoras de la convocatoria, afirma que este viernes se gritarán consignas para rechazar la violencia hacia las mujeres y para que las autoridades actúen. “El año pasado se presentaron siete feminicidios. Les exigimos al alcalde de la ciudad y a la Secretaría de la Mujer que hagan campañas fuertes, no cosas tan insignificantes que no alcanzan a tener ningún impacto. Cartagena tiene una política pública de mujer y no se ejecuta, y uno de sus ejes es la vida libre de violencia. La sociedad cartagenera debe tener claro que nada justicia la violencia contra la mujer, no valen excusas de la hora en que salimos, de cómo nos vestimos o con quién andamos”, concluye.
 

Temas relacionados