El caso de Jazmín Álvarez que conmociona a Cartagena

Una joven de 24 años de edad fue brutalmente golpeada y luego encontrada inconsciente en una vía de la capital de Bolívar. La mujer desapareció el fin de semana luego de salir de una discoteca y tomar un taxi hacia su residencia.

Archivo.

A finales de 2016 la Defensoría del Pueblo advirtió que más de 300 mil personas estaban en riesgo de ser agredidas en Cartagena, y advirtió que la ciudad vivía una ola de violencia. El más reciente caso de víctimas de la inseguridad es el de Jazmín Álvarez Romero, de 24 años de edad, quien fue brutalmente golpeada y luego encontrada inconsciente en una vía destapada de la capital de Bolívar. La joven desapareció el fin de semana luego de salir de una discoteca y tomar un taxi hacia su casa, en Crespo. (Lea: La ola de violencia en Cartagena estaba anunciada hace dos meses)

De acuerdo con el tío de la víctima, Javier Méndez, la última vez que se le vio antes del ataque fue el viernes en la noche cuando la estudiante de salud ocupacional salió en compañía de unos amigos a “Green Moon”, ubicado cerca de la avenida El Consulado, en el sector de La Castellana. A la salida cogió un taxi, al parecer, junto con un amigo, y desde ahí no se supo más. Sin embargo, este domingo hacia las 10:15 de la mañana Álvarez Romero, con contundentes golpes y raspaduras en su cuerpo, fue hallada desmayada en el kilómetro 4 de la vía a Manzanillo (Anillo Vial) por un mototaxista que alertó a las autoridades.  

“Al encontrarla de inmediato se trajo a la Clínica San José de Torices en donde le están haciendo exámenes para establecer si hay sustancias tóxicas en su organismo o si tuvo alguna violencia sexual”, explicó el general Luis Poveda, nuevo comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena.

¿La drogaron con Burundanga?

De acuerdo con la madre de la joven, a las seis de la mañana del sábado se intentó comunicar con Jazmín por Whatsapp pero le fue imposible. “El amigo que iba con ella en el taxi nos dio las placas (SPH-319) y empezamos a averiguar por nuestra cuenta. Descubrimos quién era la dueña del taxi y la llamamos. Ella dice que el taxi no trabajó ese día pero lo raro es que al contactar al hombre encargado de conducir ese taxi este dijo que sí trabajó ese día. Él aceptó que recogió a mi sobrina frente a Green Moon pero dijo que la dejó en el CAI de Crespo, a solo cuatro cuadras de su casa. Es contradictorio lo que dicen ambos”, indicó Méndez.

La hipótesis que maneja la familia de la mujer agredida es que le dieron ‘burunganga’ y, aprovechando su estado de indefensión, le robaron su teléfono celular y la golpearon casi hasta la muerte. De acuerdo con el parte médico que la recibió luego de la golpiza, los exámenes neurológicos que le han hecho a Álvarez Romero en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) han salido negativos.

“Jasmín está delicada, parece que le dieron escopolamina. Podría ser que el taxista tenga algo que ver porque se contradice. Estamos angustiados por el estado de Jasmín, pero damos gracias a Dios de que está con vida”, agregó el tío de la joven.

A pesar de que las autoridades no han confirmado el uso de esta sustancia para agredir a la mujer ni la identidad del atacante, el conductor del taxi fue detenido y entrevistado por la Policía Metropolitana para “aclarar la hora en la que él recoge a la joven, en dónde la deja, y así hacer una trazabilidad para ver si lo que él está diciendo es cierto”, concluyó el general Poveda. De acuerdo con datos de la Fiscalía, solo entre enero de 2011 y marzo de 2016 se registraron casi siete mil víctimas de amenaza por violencia en La Heroica.