Alcalde de Sogamoso denuncia a su esposa por maltrato, ella se defiende

Sandro Néstor Condía, mandatario de ese municipio, asegura que Nubia Esperanza Pérez lo agredió. Ella, por su parte, dice que se trató de un forcejeo en el que intentó evitar los golpes de su pareja.

Imagen de referencia. Archivo

Dentro de la casa del alcalde de Sogamoso, Sandro Néstor Condía, la situación con su esposa pasa por momentos difíciles. El mandatario denunció un hecho de agresión, el pasado 13 de julio, por parte de Nubia Esperanza Pérez, quien le produjo lesiones menores.

Lea más: “Casos de violencia intrafamiliar se deben juzgar con perspectiva de género”: Corte Suprema de Justicia.

En el documento explica que “anoche, 13 de julio del año en curso, yo llegué a las 10:00 p.m. de la noche al apartamento, me dirigí a mi habitación, ya que no había nadie y Esperanza llegó en estado de alicoramiento con el niño. Él me vio y salió corriendo a buscarme, entonces yo lo alcé y le dije que dónde estaba, que con quién había dejado al niño. Como padre tengo el derecho a saber dónde están mis hijos y con quién. En ese momento se lanzó a quitarme el niño de mis brazos y se me lanzó a la cara, me aruñó el rostro, me cogió los brazos y también me los laceró y me lanzó una patada en la ingle con mucha fuerza y de la misma fuerza se lanzó de para atrás”. La Comisaría le brindó medida de protección tras los episodios de agresión. 

Sin embargo, su esposa en entrevista con Caracol Radio dio otra versión de los hechos de ese día y afirmó que ha habido otras situaciones de agregaciones similares que han sido denunciadas ante la Fiscalía.

Según su relato, cuando llegó a la casa con el niño, Condía alzó en brazos al pequeño y comenzó a preguntarle con quién lo había dejado. Ella hizo caso omiso y cuando se dispuso a recibir a su hijo para acostarlo él lo agarró más fuerte.

Le puede interesar: Cada hora se atienden casi tres casos de violencia intrafamiliar en Bogotá.

“Él lo aseguró duro, lo empujé hacia atrás para que me diera el niño, logré quitárselo y empezó a voltearme, caí en el piso y seguía golpeándome cuando tenía al pequeño. Después de levantarme, porque me lesioné el tobillo, me encerré en la habitación, sin embargo, el forcejó la puerta para seguir golpeándome. Obviamente lo único que uno hace es defenderse y tal vez por eso fueron los aruñones. Fueron unos golpes brutales los que me dio. El niño estaba ahí y lloraba y lloraba y ahí si no tuvo la preocupación de su hijo”, relató Pérez, gestora social de Sogamoso, a Caracol Radio.  

Tras los hechos, ella acudió a un centro asistencial en el que el diagnostico fue trauma contundente en cara región de la nariz, arco cigomático izquierdo, trauma por presión con manos y en tobillo derecho.

Por parte de Contía, en los hechos ocurridos el 13 de julio, ella le lanzó un puntapié con un zapato de tacón y le produjo aruñones en la cara y lesiones en brazo y antebrazo izquierdo, pie derecho y un hematoma en el vientre.

Según los hechos narrados por el alcalde, desde hace un tiempo para acá, su esposa ha sido víctima de comentarios en redes sociales que le han producido inestabilidad emocional. “Los chismes la debilitaron y perdió total confianza en mí, se han presentado agresiones verbales y sicológicas. Hoy soy solidario con ella porque está pasando por una crisis emocional, por una incertidumbre”, dijo a W Radio.

Los casos de agresión no fueron comentados en un comienzo para evitar un escándalo debido a la posición pública de Condía, sin embargo, tras la denuncia de él, Pérez dio su testimonio de los hechos para defenser, en los que sostiene que la acusación en su contra es para esconder las supuestas agresiones que recibe.

Por su parte, el alcalde se mostró compresivo y dado a resolver los inconvenientes para mantener su hogar.