Amenazas y asesinatos de indígenas alarman en Cauca

Los nativos denuncian que estos hechos se dan en un momento en el que las intimidaciones, mediante panfletos y mensajes de texto, por parte de grupos neoparamilitares han aumentado.

/ Foto: Archivo EFE
La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) denunció que entre el 14 y el 19 de julio se presentaron asesinatos y atentados contra indígenas en el Cauca. Además, el gobernador indígena de Toribío, Gabriel Paví, ha recibido panfletos y mensajes de texto que supuestamente provienen del grupo paramilitar Águilas Negras.
 
Según explicó Mauricio Capas, vocero de la ACIN, a Caracol Radio, las amenazas se deberían a la defensa territorial que Paví ha hecho en el Norte del Cauca. De acuerdo con Capas, estas amenazas al principio eran mediante panfletos, pero se han identificado además de que ya se hacen mediante mensajes de texto.
 
Las autoridades indígenas piden que estos hechos se investiguen. Sobre todo porque la violencia contra las comunidades se ha intensificado. Esto ha dejado como resultado cuatro asesinatos y un ataque con arma de fuego en los últimos días.
 
La ACIN en un comunicado cuenta que las primeras víctimas fueron Gersein Peña Pito y Beatriz Nohemí Morano, quien tenía nueve meses de embarazo. Los dos indígenas fueron asesinados el pasado jueves 14 de julio a las fueras de Santander de Quilichao. Ambos fueron interceptados en la vía de acceso al municipio por hombres armados, quienes les dispararon. Aunque fueron trasladados al hospital Francisco de Paula Santander ninguno, ni siquiera el bebé, sobrevivió.
 
Dos días después, en la madrugada del sábado 16 de julio, en el resguardo Las Delicias del municipio Buenos Aires, un hombre armado entró a la casa de Albeiro Camayo, coordinador general de la guardia indígena, y le disparó repetidas veces. A pesar del ataque, Camayo logró sobrevivir. El atacante se perdió entre las montañas.
 
Pero fue distinta la suerte de Nhora Alba Coicue Viquis y Primitivo Silva Chate. Ambos estaban en el resguardo de Huellas (en Caloto) cuando, el domingo 17 en la mañana, fueron atacados con armas blancas. Después del ataque fueron arrojados por un barranco.
 
La ACIN asegura que estos se presentan después de la “circulación panfletos amenazantes suscritos por grupos paramilitares”. Para afrontar estos constantes ataques y amenazas, se reforzarán “las medidas de cuidado territorial” en el Norte del Cauca. Aun así, hacen un llamado a las autoridades nacionales, como la Fiscalía General de la Nación, para que investigue estos hechos y sancione a los responsables.
 
Temas relacionados

 

últimas noticias