Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 1 hora

Protestas de estudiantes por presuntos casos de acoso sexual en colegio de Cauca

Un profesor y el rector del Colegio San Antonio de Padua (Timbío) son señalados de acosar sexualmente a 15 niñas y cinco profesoras. Este lunes se llevó a cabo una reunión con funcionarios y el cuerpo colegiado para llegar a una solución.

La profesora aseguró que, en un principio, las directivas del colegio no le creyeron a las niñas. Tomada de Facebook

Las clases en la Institución Educativa Colegio San Antonio de Padua de Timbío, Cauca, se paralizaron por primera vez este 23 y 24 de mayo. Los estudiantes salieron a las calles con carteles de “no al acoso” para pedir justicia y pedir que removieran de su cargo a los dos hombres acusados. Luego de una reunión llevada a cabo este lunes, 27 de mayo, entre directivas y funcionarios, los estudiantes del colegio volvieron a la protesta.

Valentín Ausecha, profesor de inglés, y Wilson Fernando Orozco, rector de la institución, son señalados de acosar sexualmente a varias estudiantes y profesoras.

En diálogo con El Espectador, la docente de artes, Camila Caicedo* explicó que, además de ella, otras cuatro educadoras fueron víctimas de acoso sexual y laboral por parte del rector. 

“Esto estuvo pasando desde 2017, prácticamente desde que él llegó al colegio. Pusimos la denuncia hasta este año porque el miedo primó. En mi caso, creí que era la única y no contemplé la posibilidad de hablar. Pensé que no me iban a creer”, dijo.

Lea también: Universidad Nacional destituye e inhabilita a profesor denunciado por acoso sexual

Cuando una de las docentes denunció públicamente lo ocurrido luego de que el rector “la liberara”, es decir, que la removiera de su cargo, las otras profesoras se unieron para hablar y el 8 de marzo dieron su testimonio en la Secretaría de la Mujer del Cauca. La Secretaría de Educación también llegó al lugar y conoció el caso.

“Allá nos escucharon y nos explicaron que no podemos acelerarnos a sacar a una persona de su cargo porque eso sería saltarse el conducto regular y él podría contrademandar. Estamos conscientes de que es un proceso demorado”, contó Caicedo.

Luego de eso, la denuncia fue puesta formalmente ante la Fiscalía el 18 de marzo.

Además de las acusaciones hacia el rector, 15 estudiantes rompieron el silencio y contaron que fueron acosadas por el profesor Ausecha. De esas 15 niñas, todas de grado séptimo, solo nueve presentaron una denuncia formal ante el ente judicial.

Ausecha le aseguró a este diario que las acusaciones en su contra son falsas y que una de las pruebas presentadas por las niñas se trata de un montaje. "Hay veces que las niñas le piden a uno el celular para hacer una llamada o para tomarse fotos. Mandaron a unas chicas, se metieron a unos mensajes privados con una persona mayor de edad totalmente ajena al colegio y con esos mensajes hicieron un montaje".

Asimismo dijo que todo fue parte de un plan para quitarle su puesto en el colegio. "La razón de fondo es el traslado de unos profesores. Las directivas determinaron qué profesores sobrarían y querían mi cabeza. Además de violar mi privacidad, acabaron con mi moral y mi buen nombre".

Según Natalia Magón, líder estudiantil, durante la protesta que se llevó a cabo el jueves 23 de mayo, la Defensoría del Pueblo llegó hasta la institución y conoció las denuncias hechas por estudiantes, maestros y padres de familia.

Tema relacionado: La FIFA acorrala al presidente de la CAF, acusado de corrupción y acoso sexual

Caicedo aseguró que, a pesar de que el proceso avanza, las profesoras y estudiantes eran obligadas a convivir con ambos acusados, ya que los hombres no habían sido apartados de sus cargos.

“Pedimos que se haga algo porque estamos siendo revictimizadas. No es posible que nos toque  seguir teniendo contacto con una persona que está demandada por acoso sexual y laboral. Ellos siguen acá como si nada pasara”, enfatizó.

Este lunes se realizó en Popayán una reunión entre la Secretaría de Educación, el jefe de talento humano, una asesora jurídica y directivos para discutir la situación. Como resultado, se decidió que el profesor Ausecha sería suspendido mientras se adelantan las investigaciones correspondientes. Sin embargo, para los estudiantes estos resultados no fueron tan satisfactorios y hoy volvieron a las protestas. Mientras tanto, las clases están paralizadas. 

**Nota del editor: Esta nota fue modificada para incluir el testimonio del profesor Ausecha, quien se comunicó con El Espectador luego de la publicación del artículo. Nos contactamos con el rector Wilson Fernando Orozco, quien aseguró no tener autorización para hablar. El nombre de la docente fue cambiado por seguridad.

 

últimas noticias