Comerciantes de Teorama, Norte de Santander, intimidados por el Epl

En medio de las tensiones por un paro armado, el gremio de esa localidad del Catatumbo tiene orden de no vender productos a la Fuerza Pública

Municipio de Teorama, en Norte de Santander.

La situación en la región del Catatumbo (Norte de Santander), según admiten alcaldes como Jesús Leid Montagut de Teorama y Yadil José Sanguino de San Calixto, es de tensión y zozobra permanente ante las acciones frecuentes de grupos como el Eln y Epl, calificados por el Gobierno como organizaciones narcotraficantes. 

Para combatirlos, se agregaron 800 soldados en apoyo de las operaciones de la Fuerza de Tarea Vulcano quienes entraron a la zona el 1 de septiembre, justo cuando se activó el cese el fuego bilateral entre el Gobierno Nacional y la insurgencia de las Farc.

Para los mandatarios eso representa un recrudecimiento de las hostilidades ante las acciones militares dirigidas a los grupos que están por fuera de toda negociación de paz con el Ejecutivo, lo que afecta directamente a sus comunidades.

Sanguino Manzano dice que en su municipio en cualquier momento se altera el orden, “más cuando el casco urbano ha sido el campo de batalla de los actores en conflicto donde se han vivido confrontaciones”. Esto ha generado desplazamientos de habitantes que viven en inmediaciones del parque principal quienes son albergados en las noches en una casa-hotel debido al temor que haya ataques, como ya ha ocurrido, quedando  en medio de enfrentamientos. 

Por su parte, el alcalde de San Calixto aprovechó para pedir al Gobierno que se organice una agenda que vincule a todas las organizaciones ilegales para aspirar a una paz completa. Pero quien fue mucho más allá en sus preocupaciones fue Montagut, quien denunció una situación crítica en su municipio.

El mandatario reveló que en su localidad hay una orden que prohíbe a propietarios de tiendas y mercados vender víveres y alimentos a miembros de la Policía y el Ejército. Asegura que los comerciantes han sido objeto de amenazas por parte del Epl, “quienes les han manifestado a los comerciantes que quien le suministre alimentos a la fuerza pública, se convierten en objetivo militar”.

Montaguth dice que el gremio, atemorizado, ha acatado esa amenaza lo que dificulta la situación pues son muchos los alimentos frescos que dejan de ofrecer. Como una solución al problema, el mandatario teoramense coincide con su homólogo de San Calixto en pedir “que el Gobierno se siente con el Eln y Epl para iniciar un dialogo y empezar a construir desarrollo”.

Los alcaldes de esos municipios hablaron los problemas de sus pueblos justo cuando fueron distribuidos este fin de semana en Teorama panfletos alusivos al Eln anunciando un paro armado desde las 06:00 de este lunes 12 hasta las 06:00 horas del jueves 15 de septiembre lo que ha incrementado la incertidumbre en la región.