Ibagué admite que no podrá asumir 'sobrecostos' en obras de Juegos Nacionales

Recientemente, un contratista le pidió a la Alcaldía el desembolso de $5.000 millones para suministro de materiales que no habrían sido reconocidos.

Recientemente, el Concejo de la capital del Tolima advirtió el lento avance de las obras 'ad portas' de que inicien las justas en noviembre próximo. /Concejo de Ibagué

En el marco de la construcción y restauración de los escenarios previstos para los Juegos Nacionales que se realizarán en noviembre próximo, la Alcaldía de Ibagué admitió este miércoles que no cuenta con recursos adicionales para asumir eventuales ‘sobrecostos’ en las obras.

Así lo confirmó el alcalde de la capital del Tolima, Luis H. Rodríguez, quien sostuvo que el municipio solo cuenta con recursos por el orden de los $6.000 millones para asumir las obras en el estadio Manuel Murillo Toro, la Unidad Deportiva de la calle 42 y el Parque Deportivo.

No llamemos sobrecostos, sobrecosto es pagar más de lo que puede costar una cosa. Acá lo que ha habido son adicionales que aún no están certificados y determinados con exactitud. Lo que puedo decir es que encontramos adicionales en el estadio como el reforzamiento estructural en las columnas, que no es un sobrecosto sino un adicional que se debe hacer en aras de la seguridad”, explicó Rodríguez en diálogo con el diario El Nuevo Día.

Recientemente, el contratista Jorge Alexander Pérez, encargado de las obras de la Unidad Deportiva de la calle 42, le pidió a la Alcaldía el desembolso de $5.000 millones para suministro de materiales que no fueron reconocidos, situación que fue interpretada como un supuesto sobrecosto.

De acuerdo con el mandatario, se han tratado de hacer ‘cruces’ de cuentas con los contratistas para que el costo de las obras adicionales pueda ser cubierto por el presupuesto aprobado por Coldeportes, sin que con ello se afecte de modo alguno la calidad de los materiales.

Respecto a los costos que pagó el municipio a la firma Typsa para realizar los estudios y diseños de la Unidad Deportiva de la calle 42 y el Parque Deportivo –por cerca de $11.500 millones, cifra que fue cuestionada desde el Concejo de Ibagué– el alcalde negó irregularidades o sobrecostos.

De ninguna manera hay sobrecostos, ni las obras se presupuestaron de una manera equivocada, sino que han salido unas situaciones que ameritan garantizarlas para poder cumplir. Lamentablemente el Gobierno departamental no tiene un peso, el Nacional tampoco y el municipio está haciendo un esfuerzo”, precisó el mandatario.