Más de un millón de niños en Colombia son víctimas de trabajo infantil

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar llamó a combatir este flagelo.

Archivo

 Más de un millón de niños y adolescentes colombianos de entre 5 y 17 años están sometidos al trabajo infantil, según datos oficiales divulgados este jueves con motivo del día mundial contra ese flagelo.

En total, 1.091.000 menores están en esa situación en el país, de los cuales unos 541.000 son trabajadores sin remuneración, 285.000 reciben algún salario como obreros o empleados domésticos, y 265.000 son "independientes", según datos al cierre de 2013 del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane).

Al celebrarse hoy el Día mundial contra el trabajo infantil, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) llamó la atención de la sociedad para que ayude a combatir ese flagelo de manera que los niños y adolescentes pobres del país no tengan que abandonar sus estudios básicos por dedicarse al trabajo.

“Interrumpir el proceso académico e incluso abandonar la escuela por completo son hechos que perpetúan la pobreza y reducen las posibilidades de progreso para cualquier niño o niña y, por ello, configuran una de las más preocupantes consecuencias del trabajo infantil", manifestó el ICBF en un comunicado.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dedica este año el Día mundial contra el trabajo infantil al fortalecimiento de la protección social para erradicarlo, iniciativa que en Colombia está a cargo del Ministerio de Trabajo, el ICBF y la Fundación Telefónica.

Según el Dane, la tasa nacional de trabajo infantil en el último trimestre de 2013 fue del 9,7 %, lo que significa una reducción del 0,5 % frente a la del mismo período de 2012, cuando alcanzó el 10,2%.

El 69,7 % de los menores de edad en esta situación asiste a clases, mientras que el 30,3% no lo hace, agregó el Dane.

El comercio, los hoteles y restaurantes, y la industria manufacturera son los tres sectores económicos que concentran la mayor cantidad de niños trabajadores en las grandes ciudades colombianas.

En las áreas rurales los menores son ocupados en comercio y hostelería, pero también en la agricultura, pesca y ganadería.

Entre las principales razones para trabajar, el 34,9 % de los niños argumenta que debe participar en las actividades familiares, el 34,8 % que lo hace para tener su propio dinero y el 12,4 % que debe ayudar con los gastos de la casa.

Temas relacionados
últimas noticias