Nueva ministra de Educación dice no tener como prioridad la equidad de género

La afirmación resulta polémica porque el tratamiento que su antecesora, la exministra Gina Parody, le dio a este tema, fue fuertemente criticado.

La nueva ministra de Educación se pronunció acerca de la relevancia que la equidad de género tendrá bajo su cargo.

Después de que se hiciera oficial el nombramiento de la nueva ministra de Educación, Yaneth Giha, esta, en diálogo con la W Radio, aseguró que en este momento el tema de equidad de género y discriminación de la comunidad LGTBI no tiene prelación en el ministerio. Dijo, además, que se centrará en los focos de formación de los colombianos como el proyecto ‘Ser pilo paga’. (Lea: Yaneth Giha, nueva ministra de Educación)

“Para mí la educación es para todos pero este tema no lo tengo como prioridad número uno. Con seguridad es algo que revisaremos pero sí me preguntan, este no tendrá relevancia… para mantener las metas de ‘Ser pilo paga’ ahora me concentraré en cada una de las cifras para lograr los diez mil estudiantes para el próximo año”, señaló.

Las palabras de Giha hicieron eco por varias razones. La primera es que no hay que olvidar que la Corte Constitucional, luego del caso de suicidio de Sergio Urrego, hace ya más de dos años, le dio la orden al Ministerio, a través de una sentencia, de revisar y ajustar en un año, los manuales de convivencia de todos los colegios de Colombia para evitar la discriminación sexual en las instituciones educativas y respetar la diversidad y los derechos humanos. Así evitarían que se repitieran casos como el de Urrego. (Lea: Las promesas pendientes en el caso de Sergio Urrego, tras dos años de su muerte)

A raíz de esto, Gina Parody comenzó a diseñar algunas estrategias para poder cumplir con el dictamen, entre las que estuvieron las controvertidas cartillas de educación, que nunca se distribuyeron en las instituciones educativas, y que terminaron siendo herramientas para promover mensajes de desinformación alrededor del tema y en una multitudinaria marcha. 

Tanto fue el escándalo por la noticia, que inclusive esta alcanzó a salpicar los acuerdos de paz entre el Gobierno y las Farc por la desinformación que surgió y que hizo que muchos creyentes votaran No en el pasado plebiscito del 2 de octubre.  

La segunda razón es que Parody, quien realmente estaba siguiendo órdenes estrictas del alto tribunal, fue además transgredida en su vida íntima y señalada de querer imponer su orientación sexual, por lo que resulta curioso que ahora la nueva ministra le dé prioridad a otros asuntos a sabiendas que el plazo para cumplir lo que la Corte dijo, sobre los manuales de convivencia, ya se venció. Para agosto de este año faltaban analizar los documentos en casi un 80%.