Increíble granizada vistió de blanco el Páramo de Santurbán en Santander

El fenómeno cubrió algunas carreteras de Tona, Vetas y Charta. La capa de hielo causó asombro entre los habitantes de la zona, pues desde hace 30 años no se registraba algo similar.

Cortesía.

Este jueves la carretera que conduce al corregimiento de Berlín, municipio de Tona en Santander, se vistió de blanco por una sorpresiva granizada que cayó sobre el Páramo de Santurbán. El fenómeno, que ocurrió en horas de la tarde y provocó un hermoso paisaje que también se vio en los municipios de Vetas y Charta.

El alcalde de Vetas, Orlando Rodríguez, explicó que la granizada cubrió algunas carreteras de la zona extendiéndose aproximadamente tres kilómetros de largo y una capa 25 centímetros. "Los mayores dicen que desde hace más de 50 años no veían algo tan hermoso. Todos quedamos deleitados", dijo Rodríguez.

El mandatario igualmente agregó que solo hay registró de algo similar 30 años atrás, pero que esa vez la granizada no tuvo gran magnitud. "Los turistas que estaban en el sector comparaban la granizada de esta vez con Alaska y Europa, porque todo quedó cubierto".

Algunos testigos evidenciaron lo ocurrido y describieron las proporciones de hielo que cayeron sobre el suelo santandereano, las cuales “no fueron gruesas sino más bien finitas”. Según reportaron las autoridades, después de la granizada no se presentaron daños materiales ni personas afectadas. Además, con el pasar de las horas la luz del sol derritió todo el hielo.