Este hombre se hizo pasar por integrante del ELN para encubrir el asesinato de su ex pareja

El confeso asesino secuestró a su ex pareja sentimental, la mató y luego, para desviar la investigación, hizo llamadas extorsivas a la familia de su víctima identificándose como integrante de este grupo guerrillero.

Cortesía: Gaula de la Policía.

Luego de más de cuatro meses de investigación, las autoridades lograron esclarecer el caso de Nancy Gelvez Padilla, una mujer asesinada a manos de su ex pareja sentimental quien la secuestró, la asfixió y luego, para desviar la investigación, hizo llamadas extorsivas a los familiares de la víctima, identificándose como integrante del Eln.

¿Qué pasó?

El pasado 2 de noviembre Nancy Gelvez Padilla, una santandereana de 61 años, salió de su residencia, ubicada en el municipio de Cartago (Valle del Cauca), para hacer unas diligencias personales y no regresó. Ese día también fue el último en el que sus familiares la vieron con vida.

Dos días después, una de las hijas de la mujer recibió un mensaje por WhatsApp enviado desde el teléfono de su mamá, en el que supuestamente le decía que iba camino a Buenaventura. Sin embargo, el mensaje no convenció a los familiares porque no parecía escrito por la mujer.

Tres días más tarde, en medio de la incertidumbre de los allegados por no conocer el paradero de Nancy, otro hijo de la víctima recibió una llamada en la que un supuesto integrante del Ejército de Liberación Nacional (Eln) le informó que la mujer estaba secuestrada y a cambio de su liberación exigía $150 millones. Para corroborar la amenaza, el victimario envió a los familiares, como 'prueba de supervivencia', unas fotografías en las que se ve a la mujer amordazada y detrás una bandera alusiva al grupo guerrillero.

De inmediato, la familia denunció el caso ante el Gaula de la Policía, que inició las investigaciones en las que se estableció que Yedemir Sánchez Trejos, ex pareja sentimental de Nancy, estaba involucrado directamente con el hecho. Los uniformados dieron a conocer una de las llamadas extorsivas interceptadas en medio de la investigación.

Sin embargo, tras la captura de Sánchez Trejos, efectuada en las últimas horas en Cartagena (Bolívar), se conoció que las llamadas extorsivas eran un engaño. El acusado, quien renunció a su derecho de guardar silencio, confesó que el mismo día en el que secuestró a Nancy (2 de noviembre) la asesinó asfixiándola.

Agregó que, para no dejar rastro del asesinato, enterró el cuerpo de la mujer bajo concreto en una habitación que tomó en arriendo previamente en Cartago y, con objetivo de desviar la investigación y sacar provecho económico, inició las llamadas extorsivas a los familiares de la mujer.

 “Una vez llegamos a la habitación, donde supuestamente la había enterrado, se inicia un trabajo muy importante con el CTI y la Fiscalía, a través de expertos forenses, donde se tuvo que remover más de un metro de profundidad de cemento para ubicar el cuerpo de la señora Nancy”, indicó el brigadier Fernando Murillo, director del Gaula de la Policía.

Entre tanto, la Fiscalía imputó cargos por secuestro extorsivo agravado contra Sánchez Trejos y el juez Penal Municipal dictó medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en establecimiento carcelario. Según cifras del departamento, en 2017 se registraron 172 homicidios contra mujeres en el Valle del Cauca y 23 de ellos fueron clasificados como feminicidios.