Los nuevos tiempos de Unipacífico

En los ocho meses que Hugo Tobar estuvo en la rectoría, se renovaron los registros programas de Agronomía y de la Tecnología en Acuicultura. Además, cuatro grupos de investigación fueron reconocidos por Colciencias y se amplió la proyección internacional de la universidad.

/ Fotos: Archivo
La tormenta alrededor de la rectoría de la Universidad del Pacífico, una institución con un presupuesto de $32.000 millones, continúa meses después de que el Consejo de Estado anulara la elección de Hugo Tobar como el rector de esta institución entre el 2016 – 2019. La acción tutela por la que fue tumbado fue hecha por Félix Suárez, un profesor de Buenaventura que en repetidas ocasiones ha buscado ser elegido por el Consejo Superior de la Universidad del Pacífico. (Lea aquí: Los intereses tras Unipacífico).
 
El Consejo de Estado le exigió a la universidad que nombrara un rector suplente, mientras se convocan nuevas elecciones, en vez de nombrar a Suárez, quien en el 2015 obtuvo 2 votos frente a los 5 de Tobar, como rector. El encargado para dirigir la institución provisionalmente fue el profesor Víctor Hugo Moreno, director del programa de Agronomía.
 
Hugo Tobar, cercano al ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, trabajó por los intereses de la Unipacífico. Durante los ocho meses de Hugo Tobar en la rectoría, se renovaron por siete años los registros de Agronomía y de la Tecnología en Acuicultura. Además, cuatro grupos de investigación (dos de Agronomía y dos de Sociología) fueron reconocidos y clasificados por Colciencias. A eso se suma que creó el programa de inclusión para los estudiantes con discapacidad auditiva.
 
El ahora exrector trabajó por la proyección internacional de la institución realizando convenios de cooperación con siete universidades en Estados Unidos: con la Agencia de Cooperación Universitaria y Educativa de la Embajada de Francia, Benedict College, Howard University, Universidad Estatal de Louisiana, Saint Agustine College de Carolina del Norte, Universidad del Distrito de Columbia (UDC) y Universidad Georgetown. Además, se realizaron intercambios estudiantiles.
 
Desde la elección de Tobar, Félix Suárez realizó varias maniobras jurídicas para reemplazar a su contrincante, entre las que hubo una tutelatón que casi cumple con su cometido. Un juez resolvió, en primera instancia, a favor de una de las tutelas interpuestas por Suárez para que este fuera nombrado rector. Pero el Tribunal Superior de Buga, tras una contrademanda de la entonces ministra de Educación Gina Parody, revocó la decisión en un fallo de segunda instancia.