Hasta el 14 de abril en Espacio El Dorado

“Again_”: ficción al desnudo

La reciente obra del escultor colombiano Camilo Leyva es un fuerte razonamiento sobre la ficción, la exposición de las redes y las fachadas que protegen crímenes millonarios y ruines.

Uno de los espacios que se tomó Camilo Leyva para su más reciente exposición en Bogotá. / Cortesía

Suena la alarma y tomamos el celular, un aparato que se convirtió casi en una extensión del cuerpo humano. Antes de cualquier cosa nos remitimos a Instagram, Facebook o Twitter, para ponernos al día con las publicaciones de vidas llenas de lujos y felicidad, físicos perfectos e ideas sensatas y coherentes. Nosotros, masoquistas, convertimos en hábito frecuentar las redes para compararnos, frustrarnos y luego ingeniarnos cómo demostrar que estamos a la altura de los que tienen lo que anhelamos. Todos gozan de buena salud, próspera economía y un éxtasis constante. No hay defectos. Seguramente usted ya logró encontrarse con varios casos en los que la vida real se aleja mucho de la virtual. Seguramente ya se vio en el espejo de las poses.

Again_ es la reciente obra de Camilo Leyva, escultor colombiano que continúa haciendo de su arte una plataforma de participación cargada de reflexiones coyunturales. La exhibición estará disponible hasta el próximo 14 de abril en la galería Espacio El Dorado en Bogotá.

Una mujer modelando un vestido con retazos verdes que proyectan imágenes, y esos mismos retazos adheridos luego al pecho de camisetas colgadas por todo el lugar, todo esto ambientado con música que invita a comprarlas para entrar en un juego que resulta ser muy revelador. Estas son algunas de las cosas que se puede encontrar un visitante en la exposición, un fuerte razonamiento sobre la ficción, la fácil exposición de las redes y las fachadas que protegen crímenes millonarios y ruines.

Todo se enfoca hacia las formas en que nos vemos envueltos por la fantasía y la propensión a mostrar realidades inventadas. Hay tres escenarios que cuestionan, por lo que es recomendable abrirle las puertas y ventanas a la mente. Al principio la obra es gentil y delicada con los sentidos de los visitantes, invitándolos a entrar en un ambiente sofisticado y ligero. Al terminar con esta sección, el espectador puede continuar a las fases dos y tres, en las que sin duda tendrá un choque.

Las cabezas que lo miran desde grandes pantallas elevadas resultan ser las de los protagonistas de los casos más famosos de corrupción por estos días, con una particularidad, y es que los cuatro personajes fueron creados por una aplicación por medio de una fotografía que genera un molde en tercera dimensión. Cada cara está procesada cinco veces y hay defectos en cada modelo, porque el algoritmo de la aplicación hace un esfuerzo por precisar la imagen. El resultado se concreta en cuatro personajes convertidos en monstruos.

En el último piso del edificio están las fachadas de las construcciones de casos como los Panama Papers y una parte del edificio que figura en todas las búsquedas y titulares que hablan del caso Odebrecht.

Camilo Leyva tiene una conexión con el arte que nace desde su entorno familiar. La artista Feliza Bursztyn fue esposa de su padre y emocionalmente se siente conectado. Además de heredar un sentido de responsabilidad por el cuidado de esa obra, se interesó por esta forma de expresión y decidó ingresar a la universidad a estudiar arte. Actualmente está radicado en Colombia y se dedica a la producción artística y su labor como profesor en la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

La trayectoria de este joven escultor tiene características que permiten identificar su estilo, intereses y preocupaciones. Tiende a trabajar sobre el contexto y siempre ha cuidado al detalle la consecuencia de los materiales, las historias y la producción respecto a los lugares que habita. Se inclina a que sus obras hablen con temas con los que la sociedad lidia y se esfuerza por usar argumentos que generen empatía.

Again_ tiene una misión especial: lanzar dardos que confronten. La pantalla verde es intercambiable por lo que se quiera escoger. El escultor lo relacionó directamente con el cuerpo y comienza a pensar en la fachada de lo que se exhibe y no se exhibe. El visitante elige lo que quiere mostrar y debe ubicarlo en el mismo sitio donde se aloja el corazón o donde cualquier persona podría fácilmente conectarse con su espiritualidad, con su alma. ¿Qué pondrá en su pantalla? Finalmente esas elecciones hablan por sí solas y Leyva descubre que hay una tendencia por quedarse en la superficie.

No le interesa el corriente ejercicio de contemplación, sino la participación física con las producciones, lo que considera una experiencia mucho más provechosa para el artista y el visitante. “Se quita la barrera de la sacralización de la obra. Si la cosa me pide una otra manera de interactuar diferente a la tradicional, pues mi cuerpo también se relaja y deja que pasen otras cosas, se generan otras conexiones en términos de investigación”.

Esta expresión artística es toda una ocasión para comenzar a ser parte del escenario nacional y sus circunstancias. En Colombia hay una apatía aplastante que puede traducirse en desencanto o la predecible indiferencia de la que se sufre y no permite que se inicie una evolución integral. En esta obra, todas las porciones apuestan por que desde el arte se puedan abordar otro tipo de temáticas que no han podido entenderse, procesarse, o que continúan siendo ajenas.

El creador de obras como Máquina (2014), La promesa de la desorganización (2014-2015) y ahora Again_, pretende que los que tengan contacto con este proyecto se hagan una reflexión contextual y política: ¿cómo se toma partida y que implica? “Esta es una plataforma que pongo a disposición de la gente para que vengan, piensen, actúen y vivan”.